5 razones por las que necesitas este Mercedes CLK DTM AMG

Quizás no necesites más de dos, pero aquí tienes 5 razones por las que necesitas este Mercedes CLK DTM AMG de 580 CV que va a salir a subasta en unos días.

Ver galería

Con sólo ver las fotos de arriba y si sabes un poco de la marca alemana sabrás que las 5 razones por las que necesitas este Mercedes CLK DTM AMG están más que justificadas. Además estoy seguro que esta subasta no va a fracasar como sí lo hizo la del Lamborghini Diablo de Donald Trump.

En su lanzamiento, AMG establecía paralelismos entre el CLK-GTR y el CLK DTM al hablar de la transferencia de conocimiento de los modelos de competición de la marca a los modelos de calle, haciendo además de paso una lógica alusión al título logrado en 2003 por Bern Schneider en el DTM.

Prueba del Mercedes-AMG E43 Estate

Como nota curiosa antes de enumerarte 5 razones por las que necesitas este Mercedes CLK DTM AMG, quizás no sepas que tras el éxito de la versión coupé de la que se agotaron en 2004 rápidamente las 100 unidades a las que se había limitado, Mercedes decidió lanzar una versión descapotable que se alzó entonces con el título del descapotable de 4 plazas más rápido del mundo. Efectivamente, esta variante sí contaba con fila de asientos posterior al contrario que el coupé.

Las 5 razones por las que necesitas este Mercedes CLK DTM AMG, que lo convierten en un coche muy especial:

Es una de las 40 unidades que se construyeron con el volante a la derecha.

La versión especial del coche de carreras del DTM fue construida en el año 2004. Sólo se hicieron 100 unidades, a las que se tuvo acceso a través de pedido especial o de una invitación de la propia marca. De ellas, sólo 40 se fabricaron con el volante a la derecha y ésta es una de ellas. Se vendieron muy rápido con lo que conseguir una en la actualidad es muy difícil.

Tiene un motor clásico, de la vieja escuela de AMG.

Bajo el capó de este Mercedes CLK DTM AMG nos encontramos con el V8 Kompressor de 5.4 litros, mecánica que desarrolla una potencia de 580 CV a 6.100 rpm al tren posterior, con un par de 800 Nm a 3.500 rpm, y que recurre para su transmisión a una caja de cambios automática AMG de 5 velocidades.

En prestaciones era capaz de marcar un 0 a 100 km/h en 3,8 segundos mientras que su velocidad máxima estaba limitada a 320 km/h. No faltó a su cita con Nürburgring, consiguiendo un tiempo de 7 minutos y 54 segundos, tiempo que lo pone a la altura del Porsche 911 Turbo de la generación 997, siendo 4 segundos más lento que otro ilustre alemán, el BMW M3 CSL.

Lleva un montón de fibra de carbono.

Su estética lo delataba a golpe de aletas ensanchadas, con especial atención al paso de rueda posterior ventilado. Sus paragolpes también eran de nueva factura, al igual que su difusor trasero y por si quedaba alguna duda aparecía sobre el portón del maletero un alerón fijo de fibra de carbono. No, por desgracia su aspecto, al igual que su técnica, no podía ser tan exagerado como lo había sido en su día el CLK-GTR, pero tampoco se quedaba demasiado atrás.

Así presenta Mercedes-AMG a toda su familia

Dentro de esos pronunciados pasos de rueda unas llantas de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20 pulgadas en el eje posterior, contando con neumáticos Dunlop en medidas 225/35 para las primeras y 285/30 para las segundas y acompañando a estas llantas todo un nuevo repertorio de elementos en su parte ciclo, encontrándonos conunas nuevas suspensiones ajustables, una nueva barra estabilizadora posterior y un nuevo diferencial de deslizamiento limitado, así como unos frenos más eficaces y un nuevo tarado para el control de tracción y el de estabilidad.

Su interior también desprende deportividad al prescindir de las plazas traseras y cuenta para los asientos delanteros con un par de auténticos baquets. La fibra de carbono recubre el puente central mientras que la Alcantara lo hace con los asientos y el volante.

Tiene muy pocos kilómetros.

Aunque se vendió con destino a Singapur en el año 2006, este Mercedes CLK DTM AMG a subasta está registrado actualmente en el Reino Unido, donde se ha usado muy poco. De hecho, tiene sólo 15.996 kilómetros y el libro de revisiones de la casa Mercedes indica que está en perfecto estado y con el mantenimiento al día.

Jenson Button tiene uno.

Estoy seguro de que Jenson Button sabe un poco de coches rápidos y por eso es propietario de un Mercedes CLK DTM AMG, junto con otro ilustre del motor, como es Takuma Sato.

La subasta de este coche tan especial se llevará a cabo el 26 de noviembre en el Mercedes-Benz World y tienes la información aquí, donde no se sabe aún su precio de salida. Seguro que alcanza una buena cifra con muchos ceros.

Ver galería

Tags

  • Mercedes
  • Subastas
  • Mercedes-AMG