9 hiperdeportivos que no podrás conducir jamás

Son caros y encima son tremendamente exclusivos.

Ver galería

Así que amigo mío, necesitarás algo más que suerte para poder conducir uno de estos 9 hiperdeportivos. Y es que poder conducir un coche caro es difícil, pero con algo de suerte lo puedes conseguir. Para poder conducir un hiperdeportivo ya lo tienes más que complicado, pero nunca se sabe, quizás si te toca la lotería lo puedas conseguir alguna vez en tu vida. Pero si encima, hay muy pocos y están en manos de coleccionistas que lo que menos necesitan en su vida es dinero, las cosas se ponen difíciles.

Te interesa: los 7 mejores superdeportivos actuales

En la galería puedes ver 9 de los hiperdeportivos más exclusivos que existen. Aquí ya no solamente cuentan los ceros de tu cuenta corriente, el factor suerte también forma parte de la ecuación. ¿Por qué digo esto? Todos ellos tienen tres cosas en común: son rápidos, son muy caros y existen muy pocos ejemplares, todos ellos en manos, por lo general, de entusiastas y coleccionistas multimillonarios. Para conducir uno de estos será más fácil que te hagas amigo del dueño que conseguir un euromillón premiado.

 

Ver galería

 

Aunque una cosa te digo, si alguna vez tienes la inmensa suerte de ponerte a los mandos de alguno de estos hiperdeportivos, mente fría: necesitarás manos y nervios de acero para poder domar a estas bestias, algunas de ellas reservadas en exclusiva para su uso en circuito, como el Ferrari FXX-K o el Aston Martin Vulcan, otras realizadas en materiales tan exóticos como el titanio que recubre la carrocería del Icona Vulcano. En tus manos te juegas un pedazo de la historia del automóvil.


 

Tags

  • Hiperdeportivos