ABT ha cogido el Audi S3 Cabrio... y lo ha dejado así

Cuidado con la peluca...

Un descapotable es para pasear tranquilamente al lado de la playa, aunque lleve una ‘S’ en su costado… excepto cuando pasa por las manos de un preparador de coches, claro. Es lo que ocurre con el Audi S3 Cabrio de ABT, que ha sido retocado por la compañía alemana (ya sabes: quito esto de aquí, añado esto allá… todo, gracias a la magia de la electrónica) y ahora alcanza una muy poco tranquila velocidad máxima de 265 km/h.

Aún más alucinante es su aceleración: gracias a sus 400 CV y a sus 500 Nm, esta preparación de ABT pasa de 0 a 100 en 4,6 segundos. ¿Cómo lo han conseguido? Gracias a la unidad de control personalizada, pero también mediante un catalizador deportivo con células metálicas. Así, la cifra de potencia aumenta un 30% (desde sus 310 CV originales), mientras que la de par suma nada menos que 100 Nm más.

¿Demasiado para ti (suponemos que no, pero hay que preguntar por educación)? Si lo prefieres, tienes a tu disposición el paquete ABT Power, sin el mencionado catalizador. Contarás con 370 CV y 480 Nm, datos que tampoco están nada mal, entiéndeme. Ambas versiones cuentan con un detalle muy molón: el botón de encendido con el logo del preparador iluminado.

El Audi S3 Cabrio de ABT no es sólo potencia bruta: las estabilizadoras que han sido añadidas por el preparador permiten que la suspensión sea más firme, sin llegar a resultar incómoda para los ocupantes, afirma el comunicado de prensa.

120 años de ABT: el preparador de coches más antiguo del mundo.

En el exterior, no se han olvidado de las tomas de aire con la firma de ABT, las llantas ‘pintonas’ (de 18 a 20 pulgadas y en diferentes acabados para elegir, dependiendo del diseño) y la iluminación que se proyecta en el suelo al abrir las puertas.

Si quieres divertirte un rato, entra en el configurador del Audi S3 Cabrio de ABT y sueña con acicalarlo a tu gusto. Ah, la ilusión…

Lecturas recomendadas