Alfa Romeo Giulia QV: ¡ahora también con cambio automático!

Tras saber que es la berlina deportiva más rápida en Nürburgring, hoy te anuncio que ya se puede encargar el Quadrifoglio Verde con cambio automático. Menos romántico, más eficaz.

El Alfa Romeo Giulia QV recibe la nueva caja de cambios automática para ser todavía más eficaz sobre la pista y también fuera de ella. Hace unos días pudiste ver el récord que ha conseguido en Nürburgring, marcando un tiempazo de siete minutos y 38 segundos. Toda la puesta a punto del coche y su espectacular rendimiento son protagonistas, sin duda, pero la caja automática de ocho marchas y doble embrague seguro que ha puesto su granito de arena.

No te lo pierdas: el SUV Alfa Romeo Stelvio, presente en el Salón de Los Ángeles

Y es que esta caja, desarrollada por el especialista ZF, es realmente buena. Los cambios de marcha necesitan 150 milisegundos para ser realizados y te aseguro que será más rápido, siempre, que un cambio manual, por mucho que te creas Ragnotti. Además, el cambio se asocia también con los distintos tipos de modos de conducción cuando decides que el cambio actúe por ti: por ejemplo, en el modo RACE, la velocidad del cambio aumenta, mientras que en el modo normal, prima el confort entre transiciones.

Lo que está claro es que el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde es una auténtica bestia de coche. Afortunadamente, durante su presentación en Italia, pude probar ya el Giulia tanto con el cambio manual como con la transmisión automática. Hay que reconocer que la primera es más romántica, resulta casi hasta extraño a día de hoy conducir un coche de este potencial con una caja manual. Mola y lo sabes, pero si quieres efectividad, el cambio automático es la mejor opción, no tengo duda sobre ello.

Pero este elemento es solamente un pequeño detalle dentro del arsenal de tecnología y potencia bruta que el Giulia QV guarda bajo su preciosa carrocería italiana. El alma del Alfa Romeo más potente es un V6 sobrealimentado de 2.9 litros con 510 CV y 600 Nm que entrega desde las 2.500 vueltas. Es una potencia más que suficiente para volar de una manera espectacular, la mecánica parece no querer desfallecer jamás y además entrega su potencia con un notable refinamiento. 

Te interesa: ya está disponible el configurador del Alfa Romeo Giulia

Las cifras que deja sobre la mesa no te hacen dudar: de cero a cien en 3,9 segundos, velocidad máxima de 307 km/h y un consumo medio de 8,2 litros. La caja automática logra bajar dos décimas el consumo medio, un motivo más para optar por ella. El chasis activo y los diferentes reglajes de la suspensión o los sistemas de ayuda a la conducción se pueden elegir desde el DNA, alma del coche. Desde allí podrás seleccionar el modo de conducción que más se adapta a tu estilo en cada momento: no te pierdas la prueba del Alfa Romeo Giulia QV, allí te lo cuento todo en detalle.

La nueva caja automática para el Alfa Romeo Giulia QV pone la guinda al pastel de un coche que ya es leyenda del automóvil de altas prestaciones. Cuesta casi 3.000 euros más, es más efectiva, más eficaz y mejor en casi todo, pero no mola tanto como lo que se siente conduciendo un sedán de más de 500 CV con cambio manual. La elección es tuya, tras probar los dos, te puedo decir una cosa que te alegrará: cualquier elección es buena.

 

Tags

  • Alfa Romeo Giulia QV
  • Alfa Romeo