Alpina D5 S: ¿quién dijo que un diésel no puede ser un deportivo?

El más rápido propulsado por este tipo de combustible. ¡Ahí es nada!

Ayer te hablaba del Mercedes-AMG diésel, algo que hoy en día suena casi a chino. Lo mismo ocurriría si te hablo de un BMW M con motor diésel: ¡parece que el cielo se caería en llamas sobre nosotros! De todo esto hay alguien que sabe aprovechar muy bien sus oportunidades: Alpina. Este preparador que trabaja muy estrechamente con BMW, tanto es así que en EEUU incluso se venden en los propios concesionarios, acaba de mostrar en el Salón de Frankfurt 2017 su ultima creación: el Alpina D5 S, una versión diésel, sí, deportiva, también, y muy, muy rápida del BMW Serie 5.

Es difícil decir que Alpina no mola: sus preparaciones son discretas, mucho más que las realizadas por BMW M, pero bajo su capó siempre se esconden prestaciones, refinamiento y, por qué no decirlo, también lujo. Es un preparador enfocado en mejorar un producto inicial dándole siempre su propio toque personal. Con el Alpina D5 S ocurre lo mismo: por fuera apenas hay diferencias con el Alpina B5, tampoco en el apartado de suspensiones y demás elementos que pueden afectar al comportamiento dinámico, pero bajo el capó lo que te encuentras no te lo esperas.

 

Así es el BMW X7 iPerformance Concept

 

Y es que el famoso motor diésel de seis cilindros, tres litros de cilindrada y tres turbos, que se encarga de mover, por ejemplo, al BMW M550d de la marca, se encuentra aquí en su salsa: con 388 CV y un descomunal par motor de 800 Nm, esta bestia es capaz de acelerar de cero a cien en 4,4 segundos, mientras que la velocidad máxima alcanza los 286 km/h. 

Para que el comportamiento dinámico se diferencie del BMW de serie, Alpina ha dotado a este coche de una suspensión con una especificación propia y amortiguadores adaptativos con resortes más cortos. Te voy a ser sincero: no creo que haya muchísima diferencia entre uno y otro, pero esa imagen exclusiva de Alpina seguro que será tremendamente interesante para quienes busquen diferenciase de los demás y decidan acudir a una firma con mucha, mucha solera entre los aficionados al motor: ¡una pena que en España no sea tan fácil poder acceder a Alpina!

Lecturas recomendadas