Aquí tienes al M2 Cabrio que no ha creado BMW

Porque tener un techo rígido está sobrevalorado...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

El compacto alemán más pequeño de la salvaje gama M es, probablemente, uno de los mejores deportivos que te puedes comprar en este momento. Es un hecho que no escapa a los ojos de nadie... incluyendo a los especialistas en preparaciones, que ya han hecho unas cuantas tomándolo como plataforma: hoy te traigo el BMW M2 Cabrio de Dähler. Y te va a gustar. Te lo prometo. 

Sí, tras realizar una concienzuda prueba del BMW M2 todo el equipo de Top Gear quedó enamorado del coche. Es pequeño, ágil, rápido y tiene una imagen tremendamente atractiva... y es que es mucho más que la mitad de un M4. Una base tan interesante no ha pasado desapercibida por los múltiples especialistas en darle una vuelta de tuerca más a cada coche de altas prestaciones que sale al mercado, y gracias a ellos hemos podido admirar obras tan brutales como el BMW M2 de Evolve -que parece un GTS- o el BMW M2 de Hamann

Comparativa: Audi TTRS 2016 contra BMW M2

Ahora hemos puesto los focos sobre el BMW M2 Cabrio de Dähler, un grupo de alemanes locos que han visto conveniente crear una variante sin techo de uno de los compactos más explosivos que existen... y que es algo que ni BMW se ha atrevido a hacer. Déjame que te hable un poco del proyecto: como puedes imaginar, en un vehículo de prestaciones tan bestiales la solución no ha pasado por darle una mano de radial al techo para transformarlo en un convertible. Lo que han hecho ha sido elegir la base de un Serie 2 Cabrio -¿leíste nuestra prueba del M240i Cabrio?- y añadirle unas cuantas golosinas para hacerlo más... M. 

Sí, tal como puedes ver en las imágenes, el BMW M2 Cabrio de Dähler incorpora paquete estético para hacerlo idéntico a la versión coupé, unas llantas desproporcionadamente grandes -¿en serio eran necesarias?- y un motor original de M2 disponible con dos configuraciones de potenciación: Stage 1 con 407 CV y 580 Nm de par y Stage 2, que ofrece 425 CV y 610 Nm. Si te lo estás preguntando, con ambas opciones el coche es capaz de alcanzar los 100 km/h en menos de cuatro segundos. 

¿Qué te parece? No es una mala solución si te agobia demasiado un habitáculo cerrado o si necesitas sentir la velocidad golpeando tu cara -abofeteando, más bien-. El BMW M2 Cabrio de Dähler mola mucho, y es un paso que debería haber dado BMW primero, ¿no crees?

Tags

  • BMW M2

Lecturas recomendadas