¿Es el RS7 el Audi A7 Sportback que hay que comprar?

Porque hay vida más allá de la berlina de Stuttgart.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Sé que es difícil que, tras el reciente lanzamiento del Porsche Panamera 2016, puedas tener ojos para otro modelo deportivo pensado para viajar a toda velocidad. Pero existen: ¿conoces el RS7? Es la versión más salvaje y potente de la gama del Audi A7 Sportback... y tiene muy buenas razones para plantarle cara a su compatriota. 560 razones, concretamente. 

¿Y si el nuevo Audi RS7 Sportback fuese así?

Aunque la aparición en el mercado de la actual generación del Audi A7 Sportback se produjo en 2014 y comienza a acusar el paso de los años, lo cierto es que la apuesta de la firma alemana por introducir en sus vehículos más representativos una tecnología y diseños de vanguardia les permite mantenerse en la pelea durante mucho más tiempo del imaginable -¿te suena de algo un tal... R8? Aquí tienes nuestra prueba del V10 Spyder 2017-. Con una gama compuesta por diversas versiones para dar respuesta a todo tipo de clientes, hoy vengo a hablarte del más interesante de todos. Se llama RS7. Y lo quieres. 

Animado por un bloque V8 TFSI de cuatro litros con 560 CV y 700 Nm de par máximo asociado a una caja automática de ocho relaciones y tracción en ambos ejes, la berlina más espectacular de la gama de Audi -aquí tienes los mejores modelos de su historia- es capaz de alcanzar los 100 km/h en sólo 3,9 segundos con una velocidad punta de 250. Ampliable a 280 con el paquete dynamic y a 305 -lo que le permitiría entrar en el listado de las berlinas para superar los 300 km/h- si optas por añadir el dynamic plus... pagando los 14.880 euros que cuesta. 

¿Necesitas más? No sufras: la variante más prestacional del Audi A7 Sportback tiene una versión Performance que consigue llevar sus cifras a un nuevo escalón de locura. Propulsado por el mismo bloque que el modelo del que deriva, este brutal artefacto presume de una potencia de 605 CV con un par máximo de 750 Nm, suficientes para permitirle completar el 0-100 en 3,7 segundos. Tres coma siete, sí. ¿Crees ahora que el Panamera Turbo no tiene rival? Pues échale un buen ojo al mercado primero. Su rival dentro de la marca de los cuatro aros cuesta, además, casi 40.000 euros menos. ¿Con cuál te quedarías? Yo tengo un Porsche 924 -uno de los modelos de Stuttgart que puedes comprar por menos de 20.000 euros- así que, como comprenderás, tengo el corazón profundamente dividido. ¡Ay!

Lecturas recomendadas