Audi Q8 sport concept: poderío en el Salón de Ginebra 2017

Enorme, potente... e híbrido, claro.

Como versión o ‘spin-off’ del Audi RS Q8 Concept o del Audi SQ8 2018, el Audi Q8 sport concept que acaba de presentarse en el Salón de Ginebra 2017 recoge lo visto en éstos y lo define, lo pule un poco más.

Está dotado de un sistema de propulsión innovador: a la mecánica 3.0 TFSI –con cambio Tiptronic de 8 marchas- se le ha añadido cierta ‘hibridación’ y un motor eléctrico. Traducción: 476 CV, 700 Nm de par, un 0 a 100 de 4,7 segundos y 275 km/h de velocidad máxima para estar entre los SUV más rápidos.

Así podría ser el nuevo Audi Q8 definitivo.

Lo interesante viene cuando hablamos de consumo. La compañía afirma que el Audi Q8 sport concept gasta un litro menos cada 100 km que un modelo equipado con el mencionado 3.0 TFSI sin el sistema híbrido. Y que la reducción de emisiones es de 25 g/km de CO2. Como eso, en realidad, no nos aclara mucho, por suerte vemos que la autonomía es de 1.200 km y que en su depósito caben 85 litros de combustible: una regla de tres nos da una cifra que ronda los 7 l/100 km. Amigos, en realidad es muy sencillo ofrecer estos datos; no pasa nada, en serio. No esperábamos que un SUV deportivo de más de cinco metros gastase menos. Nos escamaría, de hecho.

En cualquier caso, debemos irnos acostumbrando al esquema mecánico de este concept de Audi, ya que vamos a ver mucho en el futuro su dispositivo “mild hybrid” (lo llaman así) para la recuperación de energía. Se emplea para mejorar el rendimiento, lo que da como resultado “una aceleración deportiva en toda la gama de revoluciones”, asegura el comunicado oficial.

El modo eléctrico está presente en atascos, momento en el que se desconecta el motor de combustión, y durante las maniobras de aparcamiento. Además de los dos turbocompresores ‘normales’, el compresor eléctrico proporciona un empuje adicional, eliminando cualquier retraso en la respuesta (es el mismo sistema empleado en el Audi SQ7). Sumando todo esto, el resultado es un sistema de propulsión en el Q8 sport concept que proporciona el rendimiento de un motor de 8 cilindros con el consumo de uno de cuatro. Eso es bueno.

Este prototipo de un SUV deportivo, además, cuenta con suspensión adaptativa, amortiguación controlada electrónicamente, tracción total permanente quattro y una carrocería que puede variar su altura al suelo en una horquilla de 99 mm.

En cuanto al diseño del Audi Q8 sport concept, estás ante un vehículo musculoso y enorme, con neumáticos 305/35 sobre llantas de 23 pulgadas que dejan ver los frenos carbono-cerámicos. Como evolución deportiva del Audi Q8 concept, rebosa deportividad… y alta tecnología. Ya te imaginarás que en el espacioso habitáculo (atención a su maletero de 630 litros) hay pantallas táctiles, un head-up display que integra realidad aumentada y una versión ampliada del Audi Virtual Cockpit. Las luces láser también están presentes. El futuro mola.

Tags

  • Salón de Ginebra 2017
  • Audi