Vídeo: un BMW la lía en Nürburgring y causa el accidente de un Cayman GT4

¡Querrás matarlo tras ver este vídeo! Te aseguro que nosotros no lo evitaremos.

Aunque hay que decir que poca culpa tiene. Este accidente de un Porsche Cayman GT4 en Nürburgring duele, casi casi te hace llorar. Sin duda es uno de los coches que más nos gustan y una opción perfecta para pasar un buen rato en Nürburgring. Pero este es un circuito complejo y aunque tengas un gran coche y buenas manos, a veces un factor externo te puede llevar al muro. En esta ocasión el culpable fue un BMW Serie 3 E30 que regó la pista con líquido refrigerante. ¡Oh, vaya!

Te interesa: accidente de un Ford Focus RS: ¡el modo drift le mandó contra el mundo!

En el vídeo que puedes ver al comienzo del artículo se ve claramente. El BMW E30 iba directo hacia una de las curvas más complicadas del ring. En la recta anterior se ve como sufre algún tipo de fallo, ya que aparece humo blanco y se puede observar como algo se desprende del coche. No está muy claro qué es, pero cuando detrás suyo aparece un Porsche Cayman GT4 a buen ritmo queda claro que es algo tremendamente resbaladizo.

Ver galería

Líquido refrigerante. Eso fue lo que provocó este accidente en Nürburgring. El resultado podría haber sido mucho peor, aunque lamentablemente el peor parado fue el Porsche. Al llegar a alta velocidad y pisar sobre el resbaladizo material, el Cayman GT4 se va completamente recto en la curva y al entrar en la hierba, el culo se adelanta al morro impactando contra el muro. Destroza el paragolpes trasero, pero por si fuera poco, finalmente impacta también con el BMW.

Digo que las cosas podrían haber sido peor porque si en ese momento llega a venir algún otro coche más rápido, los daños podrían haber sido incluso mayores. Dos coches más se vieron involucrados, pero afortunadamente no circulaban rápido: un Alfa Romeo 159 y un Volkswagen Polo. Una vez más queda claro que correr en el ring o en cualquier circuito donde participan más coches puede ser más peligroso de lo que pueda parecer, ya que hay muchas variables a las que no podemos llegar, por eso os pedimos la mayor precaución cuando entréis a la pista. Ah, si ves que el coche falla, para en un lado antes de liarla parda. Gracias.

 

Tags

  • Porsche Cayman GT4
  • Accidente
  • Nürburgring