¿Prefieres un Camaro clásico o uno moderno? Ya no tienes que elegir.

No, no y no. No hay por donde cogerlo, lo siento.

Sí amigo, si estabas esperanzado al leer el titular, siento decirte que la mejor decisión seguirá siendo tener que elegir entre un Camaro clásico o un Camaro moderno, por ejemplo, el nuevo Chevrolet Camaro 1LE. Y es que este Chevrolet Camaro moderno con carrocería del clásico no termina de convencer, como casi siempre ocurre con esta especie de ‘frankenstein’ sobre cuatro ruedas. 

Te interesa: Chevrolet Camaro Turbo AutoX, una bestia muy seria

Ven, acércate un poco más. Frente a ti tienes un Chevrolet Camaro Z/28 del año 2001, justo antes de que la cuarta generación cesara su producción. Un Camaro Z/28 mola, no se puede negar, y encima está a un precio bastante interesante. Pues bien, algún iluminado decidió gastarse casi 150.000 dólares, unos 135.000 euros, en acoplar la carrocería de un Camaro de primera generación. La gente está mal de la cabeza.

Una galería para babear un rato: todas las generaciones de Chevrolet Camaro:

 

¿El resultado? Un Chevrolet Camaro que se nota a la legua que no es clásico pero que cuenta con el morro y la trasera del Camaro más irónico. Bajo el capó, un V8 LS6 de 405 CV asociado a una caja de cambios automática de cuatro velocidades. Un sin sentido, una de las cosas menos lógicas que hemos visto: muy poca gente puede hacer una reinterpretación así sin caer en lo vulgar, el Dodge Shakedown Challenger es una buena excepción.

¿Lo más gracioso de todo? El precio. Los 150.000 dólares del proyecto parecen una broma de mal gusto: a día de hoy, en este anuncio de Bill Kay Chevrolet en Lisle, Illinois, piden por él 56.990 dólares, casi 54.000 euros al cambio. Por ese precio, en EEUU, te puedes comprar o bien el Chevrolet Camaro original o bien un Camaro moderno con tanta potencia como para matar a tu vecino de un susto, por ejemplo un Camaro ZL1 de quinta generación. En fin, hay gente que no piensa mucho las cosas e intentan llevar a cabo proyectos imposibles. Una pena, al final este Camaro se ha quedado en un limbo del que difícilmente podrá zafarse.

Fotos: Bill Kay Chevrolet

Tags

  • Chevrolet Camaro
  • Clásicos
  • Destrozar

Lecturas recomendadas