Cinco SUV radicales que merecen ser recordados

¿Cómo alguien puede olvidarse de algo así? Hora de refrescar la memoria...

No te pierdas: Los 10 SUV más rápidos del planeta

Los SUV deportivos se han convertido en una referencia hoy en día pero hay algunos SUV radicales que merecen ser recordados tras haber pasado a un segundo plano. 

En sus orígenes, este segmento tuvo a grandes representantes -y no solo por tamaño- como el Porsche Cayenne Turbo y el BMW X5 M, pero actualmente la oferta ha aumentado considerablemente.

Y más integrantes que están a punto de venir. Es el caso del Jeep Grand Cherokee Trackhawk, un SUV tan brutal que es capaz de ofrecer 717 CV y 875 Nm de par; pero hagamos un repaso a otros SUV radicales que merecen ser recordados.

Audi Q7

Audi Q7
Audi Q7

Audi nunca se decidió a lanzar el Audi SQ7, pero en cambio sí que lo hizo con el Audi Q7 V12, un SUV radical que se vendió entre 2008 y 2012 y que ofrecía 490 CV y 1.071 Nm

El V12 TDI estaba basado en el Audi R10 de carreras aunque no eran técnicamente idénticos. Además, el Audi Q7 recibió también una nueva suspensión, neumáticos y frenos para lidiar con el extra de potencia. Gracias a este bloque, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

Saleen Explorer XP8

Saleen Explorer XP8
Saleen Explorer XP8

De 1998 a 2001, la compañía de tuning Saleen construyó una versión radical del Explorer llamada XP8, que montaba un bloque V8 de 5.0 litros atmosférico o bien un V8 de 5.0 litros sobrealimentado desarrollado por Saleen, con 286 CV y asociado a un cambio automático de ocho velocidades.

Solo hubo 256 unidades de este SUV radical y los 20 primeros estaban reservados para los empleados de Saleen. También crearon 10 ejemplos del XP6 sobre la base del Explorer V6; consta que seis de ellos aún existen.

Shelby S.P.360 

Shelby SP360
Shelby SP360

Sobre la base del Dodge Durango, este SUV radical montaba un V8 Magnum de 5.9 litros con un supercargador que ofrecía 360 CV y 558 Nm de par. Incluso le añadieron el típico azul Viper con rayas blancas a la carrocería. 

Gracias a su picante motor, lograba una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos antes de alcanzar una velocidad máxima de 228 km/h. 

Chevrolet Trailblazer SS

Chevrolet Trailblazer SS
Chevrolet Trailblazer SS

Este SUV radical incorporaba un V8 LS2 tomado del Corvette C6 fabricado entre 2005 y 2007 y ofrecía 390 CV. Se vendió solo de 2006 a 2009, también bajo el nombre de Saab 9-7X. ¿Imaginas que hoy llegara un SUV como este potenciado por Corvette? General Motors debería tenerlo en cuenta… 

Infiniti FX50

Infiniti FX50
Infiniti FX50

Este SUV de altas prestaciones es el menos conocido debido a que Infiniti nunca le dio demasiado protagonismo. Contaba con un V8 de 5.0 litros, 390 CV y 500 Nm, un bloque que podría haber terminado en cualquier modelo de Nissan o Infiniti.
Solo FX y QX70 recibieron este motor; bueno, y un prototipo de LMP3 en Le Mans. 

Tags

  • SUV
  • SUV deportivo

Lecturas recomendadas