Los coches de Max Verstappen... y su cortacésped de competición

Entre los coches de Max Verstappen está su propio Porsche 911 GT3 RS y algunos de empresa cedidos por Renault. Pero el más divertido de todos es un... cortacésped.

Imagen de perfil de Javier Prieto

¿Te gustaría conocer qué vehículos de calle conduce el ganador más joven de la historia de una carrera de F1 ? Pues, dicho y hecho. Aquí están los coches de Max Verstappen...y un artefacto mecánico muy curioso.

Su anoréxica flota está lejos del nivel de los coches de Fernando Alonso o de los deportivos de Lewis Hamilton. Pero todo llegará, porque este chaval va a ser uno de los mejores pilotos de la F1 y se va a forrar.

De momento, te adelantamos que su automóvil personal es un espectacular Porsche 911 GT3 RS que guarda en el garaje. Además, Renault ha puesto a su servicio varios bugas de empresa con los que se lo ha pasado en grande. Tanto es así, que en algunos de esos instantes se le ha visto sonreír. Te ofreceremos las pruebas audiovisuales que así lo demuestran.

Y por si todo esto fuera poco, al final del post podrás fliparlo con el automóvil más original que ha pilotado Max, una máquina corpacésped con una ¡velocidad máxima de 15 kms/h! Mejor plan es imposible.

Un 911 GT3, su primer coche propio

Tras convertirse en el GP de España 2016 en el corredor más joven -18 años, 7 meses y 15 días- en conquistar una prueba de la Categoría Reina, decidió darse un capricho.Y después de consultarlo con su padre, se compró un Porsche 911 GT3 RS de 500 caballos y 230.000 €.  Desde luego que el regalo estuvo a la altura de su éxito automovilístico. Como habrás obervado, el nivel de los coches de Max Verstappen, ha ido creciendo proporcionalmente a sus logros deportivos.

Max y un Aston Martin en Mónaco

Como ya sabrás, debido a los elevados sueltos de los pilotos de F1,la mayoría de ellos residen en Mónaco. Y el neerlandés no iba a ser una excepción. Precisamente, se le ha visto por las avenidas del Principado con un impresionante Aston Martin de color negro. A pesar de lo joven que es, no tiene mal gusto para los vehículos. Seguramente, esta joya inglesa sea uno de los mejores coches de Max Verstappen.

Renault Clio, el juguete de un travieso 

Al hablar de los coches de Max Verstappen, hay que hacerlo de la marca francesa del rombo. Porque desde que Mad Max aterrizó en Toro Rosso, su anterior escudería, ésta puso a su disposición, entre otros, un Renault Clio para que se desplazara con él, y de paso, lo publicitara. Pero no te creas que le entregó uno diésel, sino un RS Trophy gasolina con más de 200 caballos. 

Y parece que al 33 de Red Bull le gustaba bastante este pepino. Así lo demostró con la vuelta infernal que le dio con uno de dichos utilitarios a su padre. Fue en el circuito de Montecarlo con motivo del GP del Mónaco. Casi le mata del susto a Jos, que iba acongojadito dentro del Clio, mientras su hijo disfrutaba exhibía una mueca socarrona en la cara.

También empleó un Clio para pasear románticamente con la que fue su novia Mikaela por el trazado de Genk (Bélgica). Fíjate en el rostro de pánico de ella y la sonrisilla malévola de él. Y repitió modelo y travesura con Sharon Doorson, una cantante de los Países Bajos, que experimentó lo que es el miedo sobre ruedas. Este chaval es muy travieso cuando se pone al volante con un pasajero.

Parece ser que a Jos Verstappen le gustan las emociones fuertes, puesto que repitió experiencia con su vástago en Bélgica. No en vano, Spa es el circuito favorito de Max. Y para disfrutarlo a tope, se puso a los mandos de un Renault Sport R.S. 01.  Escucha el sonido del motor en el vídeo.

Una máquina muy especial 

Verstappen no dudó en competir con su ex compañero Carlos Sainz a los mandos de sendas máquinas cortacésped. La iniciativa solidaria lo merecía y la competición fue muy divertida. No te pierdas las imágenes porque es una de las escasas única oportunidades que tendrás en tu vida de ver a Max corriendo en uno de esos artefactos a 15 kms/h.

 

Tags

  • Max Verstappen
  • porsche