Los 5 coches con turbo más míticos de la historia

Cinco coches que forman parte de la historia gracias a esta pequeña herramienta.

Vivimos en el mundo del downsizing, una tecnología que se basa en el turbo para conseguir eficiencia. Pero esto no ha sido siempre así, ni de lejos: hasta hace no mucho, los coches con turbo eran sinónimo de altas prestaciones y de un comportamiento explosivo, motores muy cañeros en coches no aptos para todo el público. Hoy te traigo los 5 coches con turbo más míticos de la historia y símbolos que deberíamos enviar al espacio si tuviésemos que mostrar a los extraterrestres esta tecnología.

El turbo lleva presente mucho tiempo entre nosotros -aquí puedes ver varios consejos para no romper el turbo en la autopista- pero con el paso de los años, ha cambiado de manera radical. Antiguamente, este elemento conseguía sobrealimentar la mecánica de manera poco refinada, a lo bestia, todo o nada. El caso del Ferrari F40 es un buen ejemplo: su motor V8 turbo estaba medio muerto hasta la entrada de su doble turbo, una vez que empezaban su actuación estelar, más te vale que tuvieses el volante recto y la cabeza en el asientos: el empuje es brutal.

VÍDEO: Estos coches son lobos con piel de cordero. ¿Conoces alguno?

 

 

Seguro que no te sorprenda no ver coches actuales en esta lista: hoy el turbo ha pasado a ser una herramienta para conseguir eficiencia, algo mucho más refinado y perfeccionado hasta extremos increíbles. Ahora se obtienen motores elásticos y con fuerza en prácticamente cualquier régimen y si antes, los motores con turbo pecaban por tener unos bajos realmente malos, hoy la historia es al revés: este tipo de mecánicas consiguen unas reacciones en bajas realmente impresionante, pequeños motores con prestaciones de superdeportivo

En la galería puedes conocer los 5 coches con turbo más míticos de la historia, son cinco coches que fueron marcados a fuego por esta tecnología.

Tags

  • Ránking de Coches

Lecturas recomendadas