Así funciona el cuadro de mandos digital del Ford GT 2017

Máxima información, cero distracciones.

El cuadro de mandos digital del Ford GT 2017 promete ser uno de los elementos más destacados del interior del nuevo superdeportivo americano. Se trata de una pantalla de 10 pulgadas situada tras el volante del Ford GT 2017 donde se indicará buena parte de la información más relevante de la conducción para que el piloto se sienta, prácticamente, como en la versión de carreras, con toda la información necesaria en su campo visual: el objetivo es evitar las distracciones y mostrar los datos de una manera clara y eficaz.

Te interesa: así suena el Ford GT dándolo todo

Para conseguirlo, Ford Performance ha creado una pantalla de diez pulgadas que destaca por su precisión, su rápida respuesta y la calidad de la imagen mostrada. Su desarrollo se ha llevado a cabo con la colaboración de dos empresas líderes en el sector: Pektron, en el diseño electrónico y fabricación, y Conjure, para el diseño gráfico. El resultado es una pantalla minimalista, lejos de la cantidad de datos ofrecidos por los cuadro de mandos digitales del Grupo Volkswagen, por ejemplo el del Audi TTS.

 

 

Y es que el objetivo es que el conductor se sienta como un piloto de Le Mans: “Habéis hecho un trabajo estupendo.” Comentó Joey Hand, ganador en Le Mans con el Ford GT al equipo de ingenieros capitaneado por Nick Terzes. “El resultado es sencillo, pero conseguir la perfección sencilla puede ser todo un reto.”

El cuadro de mandos digital del Ford GT muestra información específica en cada modo de conducción. En modo normal muestra la información directa, con el velocímetro en el centro y la selección de la marcha a la derecha. El tacómetro se muestra en forma de palo de hockey, especial interés en la zona entre las 3.000 y las 7.000 vueltas. El modo mojado muestra estos mismo datos pero en color azul. 

El modo deportivo ajusta el cuadro de instrumentos para un conducción más deportiva. En el frente se muestra la marcha mientras que el velocímetro pasa a un segundo plano, en el extremo derecho: está diseñado en color naranja. El modo track, pensado para correr en circuito, tiñe las cifras de rojo y muestra de una manera porcentual ella temperatura del aceite, la presión del turbo, los niveles de combustible o la temperatura del agua.

 

 

Por último, el modo V-Max ofrece un aspecto más funcional y simplificado: ha sido ideado para quienes buscan alcanzar la máxima velocidad y muestra un velocímetro de gran tamaño situado en el centro, con el cuentavueltas simplificado en una mera raya de puntos. Todo ha sido pensado para facilitar las cosas al conductor en función de los distintos modos de conducción disponibles. A los pilotos parece convencerles, no es mal comienzo.

Tags

  • Ford GT
  • Tecnología

Lecturas recomendadas