Este es el primer Lamborghini Huracán sin problemas de maletero

¿Eres petrolhead y todavía no conoces los juguetes de Jon Olsson? Hoy vas a conocer su última creación.

Ver galería

Jon Olsson es un hombre de esos que se pueden envidiar sin problema: rubio, alto, que dedica su vida a su principal pasión, el esquí, y que el resto del tiempo se lo pasa conduciendo superdeportivos, viajando por el mundo y jugando a Golf. Una vida muy amable que le ha llevado a tener grandes coches y eso es lo que nos interesa: su último juguete es este Lamborghini Huracán con un portaesquís en el techo.

Te interesa: así se salvaron 38 Lamborghini del huracán Matthew

Jon Olsson nos dejó a todos con cara de tonto cuando de repente apareció en las pistas de esquí con un Lamborghini Murciélago SV con portaesquís en lo alto. Desde entonces, ha tenido deportivos de todo tiempo, desde un Audi R8 absolutamente increíble hasta un prototipo de Le Mans para la calle con el que participó en la Gumball 3000. Este sueco tiene buen gusto con los coches y con sus respectivas preparaciones, vamos a ver qué ha hecho con su nuevo Lamborghini Huracán.

“Quería un coche con un aspecto impresionante y que se pudiera modificar fácilmente,” nos comenta Jon. “Que tuviera cuatro ruedas motrices era una prioridad, así que empecé mi lista con coches como un nuevo Audi RS6 DTM, el Nissan GT-R o el Ferrari FF. Pero más tarde regresé a los superdeportivos puros, ya que me encanta la reacción que provoco cuando llego a una estación de esquí. Entonces eche un vistazo a los Audi R8, McLaren 650S y Lamborghini Huracán. Finamente me decidí por el Huracán ya que me encanta su diseño y el sonido de su V10 atmosférico, además tiene tracción a las cuatro ruedas.”

Nada más estrenarlo, estaba claro que Jon Olsson no podía dejar su nuevo Lamborghini completamente de serie, así que lo primero que hizo fue llevárselo a su preparador de confianza, el sueco Stertman, y pedirle un extra de potencia. Este mismo preparador fue el mismo que ya modificó su Audi RS6 hasta alcanzar los 1.000 CV.

 

Ver galería

 

“Inicialmente, pensé en crear un impresionante kit de carrocería, pero tras conducir el Huracán de serie, pensé que tampoco hacía falta modificar nada. Honestamente, este coche luce impresionante de serie y no creí conveniente invertir tanto tiempo en crear un nuevo kit de carrocería. Así que le dije a Stertman que hiciese el coche lo más rápido posible manteniendo el dinamismo y la usabilidad del coche.”

La solución fue instalar un kit de sobrealimentación VF a la mecánica atmosférica, no obstante, sin apretar demasiado, ya que Jon necesita fiabilidad: ¡este esquiador mete muchos kilómetros a sus deportivos! Así pues, la potencia aumentó de los 610 CV originales a los 800 CV, aunque esta potencia puede seguir aumentando a gusto del cliente. 

También monta nueva admisión obra de Eventuri en fibra de carbono, un sistema de escape Akrapovic completamente customizado para un sonido brutal, mientras que la suspensión ha sido modificada por K&W para bajarla al máximo sin fastidiar su comportamiento dinámico. En nueve meses y 100.000 euros después, el coche estaba listo para conquistar las montañas. ¿El último paso? Vinilar su carrocería en ese aspecto militar que tanto le gusta a este sueco.

¿Cómo se conducir Jon? “Es un Huracán más puntiagudo, más enérgico. Es diez veces más refinado que el Gallardo, pero es en comportamiento donde da el salto más importante. Nunca he conducido un coche que me dé tanta confianza cuando estoy conduciendo rápido.” Y eso que Jon Olsson tiene una larga experiencia con superdeportivos. Su nuevo coche mola y seguro que lo veremos mucho en las redes sociales durante el próximo invierno. Envidia es poco.

Tags

  • Lamborghini
  • Lamborghinin Huracán
  • Preparaciones