Este Ford GT es el más lento y el más caro del mundo. ¿WTF?

Puede superar el millón de euros y no supera los 10 km/h.

Espera, espera, espera. ¿Cómo dices? ¿El Ford GT más caro del mundo y encima apenas puede superar la velocidad máxima de un patinete? Pues sí amigos, sin duda, este Ford GT es probablemente el más especial de los que hemos visto hasta la fecha. Se trata del Ford GT CP-1, siglas de Confirmation Prototype 1. Sí, el primer prototipo jamás fabricado del Ford GT de segunda generación, el primero en contar con el motor y el interior montado.

Te interesa: estos son los dos primeros Ford GT 2017 y son para...

Simplemente por eso, este Ford GT ya es algo excepcional. Sin duda, el superdeportivo de Ford genera, ha generado y seguirá generando pasión entre los aficionados a los deportivos de altas prestaciones, por eso hoy parece el momento idóneo para que este ejemplar salga a subasta. El encargado de ponerlo bajo el martillo serán los chicos de Barrett-Jackson y parece que tienen muy claro que se va a subastar por una auténtica montaña de dinero.

Se trata del primer prototipo del Ford GT, pero además, debajo del capó, cuenta con las firmas originales de 13 personajes que participaron de forma directa en el desarrollo del coche. Entre las cuales destacan algunos personajes nada relevantes como Carroll Shelby, Bill Ford, el jefe de diseño del Ford GT Camillo Pardo o el responsable de ingeniería del proyecto, Fred Goodnow. ¡Casi nada!

 

 

Muchos elementos de este Ford GT son únicos, dando muestra que se trata de un prototipo muy inicial. El volante es de un Ford Windstar, mientras que los airbag vienen de un Ford Mustang. Varios detalles del interior, imaginados por el jefe de diseño de manera original, finalmente no fueron llevados al modelo de producción, como por ejemplo el techo de aluminio.

En el exterior, el Ford GT CP-1 incorpora detalles únicos, como dos válvulas en la parte trasera que están conectados al tanque de combustible, los escapes experimentales o el paragolpes sin pintar. Otro detalle muy interesante es el vano motor producido en fibra de carbono, un detalle muy popular en los superdeportivos actuales pero poco visto en 2003: ¡cada uno costaba 45.000 dólares por lo que Ford declinó su incorporación en el Ford GT de producción!

Este prototipo no está homologado para circular por la calle y su ficha técnica viene acompañada por frases tan terribles como ‘display only’ o ‘not street legal’. No sé si el nuevo dueño podría cambiar esto, pero si se queda tal como esta, la velocidad máxima que podrá alcanzar dentro de su garaje será de 8 km/h. Sin duda, este podría ser el coche más lento más caro jamás subastado, ya que en la subasta que tendrá lugar en Scottsdale entre el 14 y 22 de enero, se espera que pueda superar el millón de dólares. Sin duda, una joya de la historia de Ford y de su modelo más deportivo. 

Fotos: Barrett-Jackson

Tags

  • Ford GT
  • ford
  • Subastas de coches