La guía de concepts de Top Gear: Lamborghini Estoque

Lamborghini intentó hacer un sedán razonable. El resultado era predecible.

Allá por 2008, antes de que el mundo financiero se colapsara, el optimismo era la nota dominante. Así que cuando se desveló el concept Lamborghini Estoque, un cuatro puertas anguloso que podía hacer las veces de hiperdeportivo que acosara a los sedán más sosos, nos llenamos de… bueno, de optimismo.

El brutal Lamborghini Huracán Performante se desvela en el Salón de Ginebra 2017.

Por desgracia, 2008 resultó ser el año en el que todo ese buen rollo fue barrido por una ola de dolor, miseria y deuda destructiva. En este escenario, la infinita demora de un sedán de lujo era lo último en la lista de prioridades, pero, aun así, significaba una pérdida importante para el mundo automovilístico. Mostremos nuestras simpatías, ¿de acuerdo?

El Lamborghini Estoque suponía un terreno desconocido para la marca. Ya había tonteado con los vehículos de cuatro plazas en el pasado (¿recuerdas el Espada?), pero ésta era la primera ocasión en la que metía un pie en el segmento de los sedán. Y ese pie causó una onda expansiva: su carrocería ligera -mezclaba aluminio y fibra de carbono- estaba moldeada de tal forma que apenas tenía derecho a ser tan preciosa como era.

Incorporar el estilo angular del frontal del Reventón a las líneas fluidas de un GT de cuatro puertas parece una receta segura de algo que terminará en desastre… Pero, de alguna forma, el Centro de Diseño de Lamborghini se las arregló para que funcionase.

Bajo el largo capó guardaba un motor 5.2 V10 y muchas especulaciones. Los jefazos y los ingenieros de la marca dijeron en su día que cualquier cosa turbodiésel proveniente del V12 del Murciélago podría funcionar, pero eso fue todo lo lejos que se llegó. En nuestras cabezas, dicho 5.2 V10 podría haber servido perfectamente: es más pequeño y ligero que el V12, lo que habría mantenido equilibrado el peso. Y representaría un buen argumento de ventas frente al Porsche Panamera V8 y al Aston Martin Rapide V12. En cualquier caso, ten en cuenta que todo esto son elucubraciones.

Era posible que el Estoque usara la configuración de tracción total de Lamborghini. Y, dado que su longitud es de unos cinco metros, también imaginamos que la propulsión trasera de un Superleggera tenía muchas papeletas.

‘Estoque’ es la palabra que designa la espada con la que el torero finaliza la faena y da muerte al toro. Y esto es muy simbólico, ya que Lamborghini parece haber finiquitado los planes de producción de un sedán… a favor del SUV Urus. Ya sabes que este tipo de vehículos son los que dan beneficios a las empresas automovilísticas hoy en día. Criticar a la compañía por no fabricar un sedán es como hablar mal de H&M por no vender corbatas de seda. Lo harían si pensaran que iban a comprarlas suficientes personas.

¿Dónde deja todo esto al Estoque? Bien, sólo se construyó un concept car, con un motor 5.2 V10, tracción total y una caja de cambios de doble embrague y siete marchas. Ahora vive cerca de otros Laborghini que ‘podrían haber sido’ y que ‘nunca se hicieron’, mientras que el Urus está cerca de las líneas de montaje… seguramente, espoleado por el éxito del Bentley Bentayga. Y del Porsche Cayenne. Oh, y del Range Rover SVR. Y, por supuesto, del Jaguar F-Pace. Y…

Lecturas recomendadas