Este es el Koenigsegg Regera más chulo de hoy en día

El Koenigsegg Regera que ves aquí es muy especial: inaugura una serie en la que los empleados de la fábrica configuran su Regera ideal. El primero en empezar ha sido el director de Comunicación Steven Wade, un fan loco de Prince. Por eso el coche es morado, como el color de la lluvia de su famosa canción 'Purple Rain'.

Estos son los coches de los trabajadores de Koenigsegg

"Matthias Vöx se reirá de mí, seguro". Admite. ¿Y quién es Vöx? El ingeniero encargado del desarrollo del supercoche. "He optado por una carrocería de carbono morado con algunos detalles en blanco y carbono algo más claro para ciertos elementos. Soy un gran fan de Prince y por eso siempre me han gustado los coches de este color".

Bueno, admito que no queda tan mal, y para mi gusto, mucho mejor que si hubiera optado por añadir franjas de oro, "lo pensé; el modelo con chasis 7094 es violeta y dorado es así". Las llantas también son de carbono y dejan entrever las pinzas de freno en blanco para darle un toque un poco más luminoso al lateral. 

En el interior de ese Regera hay más blanco: el cuero de los asientos tiene ese tono (mejor entrar en el coche con un mono desinfectado para no mancharlo) y las costuras en azul, lo que por lo visto creó cierta controversia. Tampoco falta su afamado logo; por cierto, si quieres saber la historia del fantasma del logo de Koenigsegg, no dudes en seguir este enlace.

En cuanto a la mecánica, en este ejercicio de "oye-mírame-y-habla-de-mí" que ha hecho la marca, no se ha previsto ninguna mejora. Nada grave, puesto que se sigue manteniendo el 5.0 de ocho cilindros en V con 1.510 CV y 2.000 Nm... ¡Seguro que Prince lo hubiera tenido entre sus coches!

Tags

  • Koenigsegg

Lecturas recomendadas