¡Alucina! Así se las gasta un Land Rover Discovery con motor de M3

¿Verdad que ya quedan pocas cosas que nos sorprendan?

Si hace diez años, nos dicen que veríamos un Land Rover Discovery con motor de un BMW M3 subiendo un tramo de montaña como si fuese un coche de Pikes Peak, pensaríamos que el mundo se ha vuelto loco. Pero hoy en día ya poca cosa nos queda por ver: hemos visto un coche de choque capaz de matarte, un Mazda MX-5 con motor V8 o un pick-up de 1984 con 900 CV. No obstante, el mundo parece emperrado en crear monstruos sobre ruedas y este es un buen ejemplo: un auténtico trampantojo dispuesto a engañar a cualquiera que se confíe.

Te interesa: estos son los BMW M3 más raros de la historia

Como buen postre de Jordi Roca, este Land Rover Discovery con motor de BMW M3 luce un modesto aspecto exterior, pero solamente que eches un vistazo a su interior, alucinarás por un tubo: ¡prácticamente todo es nuevo! El habitáculo está completamente nacido y luce una jaula de seguridad y dos asientos tipo backet y…poco más. Ahorrar peso es importante a la hora de enfrentarte a una carretera de curvas -estos son los coches más ligeros- pero el motor también lo es.

 

 

Por ello, el aburrido diésel colocado en posición delantera se ha sustituido por el seis cilindros del BMW M3 e36: sí, un S50B30 capaz de generar 350 CV tras una ligera modificación. La caja de cambios se ha modificado, aunque mantiene la base original. Por supuesto, este Land Rover Discovery venido a más cuenta con multitud de cambios en cuanto a chasis, como refuerzos en la suspensión, amortiguadores más duros, etc.

Sin duda, el coche es una locura sobre ruedas y lo mejor de todo es que el aspecto exterior apenas cuenta con modificaciones. Ah, el precio tampoco está mal: se ha puesto a subasta en eBay por 7.500 libras esterlinas, unos 8.500 euros al cambio. ¿Nada mal por un SUV de 350 CV, no?

Lecturas recomendadas