Más de 10 millones en Lambos customizados: ¡ay mis ojos!

Te van a sangrar los ojos. Aviso.

El tuning en Japón se entiende de otra manera: llamar la atención a lo bestia, a lo exagerado, con combinaciones de color y accesorios que deberían estar prohibidos por ley. Y es que el nivel de coches de Japón es tan alto que los personajes más excéntricos del país necesitan algo más que un Lamborghini Aventador S de serie para llamar la atención. Señoras, señores, estos son los Lamborghini preparados de Japón.

Te interesa: 7 cosas que debes saber del Lamborghini Urus

En este vídeo, de apenas un par de minutos, se puede ver de lo que hablo: muchos Lamborghini luciendo decoraciones imposibles y rozando la ilegalidad al modificar las preciosas carrocerías de sus deportivos. Lamborghinis Aventador con alerones más grandes que una casa, un Lamborghini Murciélago decorado con oro de 24 kilates o incluso algún que otro Ferrari despistado que se une a la fiesta con decoraciones que provocan ataques epilépticos.

 

 

Probablemente estas preparaciones de Lamborghini en Japón no te sorprendan, ya que son famosas, pero sí es digno comentarlas una vez más, especialmente para concienciar a la gente de lo que NO HAY QUE HACER cuando tienes en el garaje un deportivo con una herencia detrás como la que tiene un Lamborghini o un Ferrari. 

En este evento, al que acude el Youtuber Steve Feldman, se reúnen aproximadamente unos 10 millones de dólares en locuras sobre cuatro ruedas. Estéticamente es un despropósito, eso está claro, yo si me tengo que quedar con alguna cosa es con los impresionantes sistemas de escapes que montan algunos de estos deportivos: cruzarte con este grupo de lamborghinis japoneses en un túnel tiene que ser una experiencia difícil de olvidar.

Lecturas recomendadas