Lotus Exige Race 380: un coche que parece de videojuego

Pesa menos que un Ford Fiesta, corre igual que un Ferrari y cuesta lo mismo que un piso de dos dormitorios. ¡Me encanta!

Hace meses pudiste leer todas las características del maravilloso Lotus Exige Sport 380. Y ahora, qué mejor manera de afrontar el nuevo año que con coches como el Lotus Exige Race 380. La versión más radical y con las prestaciones más bestiales de la marca británica.

Se trata del nuevo miembro de la familia Lotus Sport, una serie de modificaciones que optimizan las prestaciones y el dinamismo con toques que siempre van en la misma dirección: rebajar peso, aumentar potencia y mejorar aerodinámica.

Y no es el primer miembro: el Lotus Exige Sport 350, el Lotus Elise Cup 250 o el Lotus Evora Sport 410 son otros buenos ejemplos. Coches más divertidos y eficaces que sus versiones ‘normales’, coches creados para quienes quieran la máxima deportividad, si es que un Lotus Exige ‘de serie’ no te parece suficientemente deportivo.

Alma de circuito: Lotus Elise Race 250

El Lotus Exige Race 380 se desprende de todo aquello que un coche de carreras no necesita, como los faros, los airbag laterales, los cristales de las ventanas… Hay que ahorrar peso como sea y de dónde sea.

Aun así, si por algo destaca este coche no es por lo que no tiene, sino por lo que lleva: amortiguadores Ohlins, barras antivuelco, llantas de aleación ultraligeras, frenos de AP Racing y tubo de escape de titanio.

El Lotus Exige Race 380 tiene un precio antes de impuestos en Reino Unido, de unos 110.000 euros. Pensarás que es caro, pero es que es un coche único y con unas prestaciones que parecen sacadas de un videojuego.

Lleva un motor V6 de 375 CV, que unido al ridículo peso de 995 kilos, lo ayudan a completar el 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, con una velocidad máxima de 273 km/h. Yo desde luego me lo apunto en la lista de coches que me gustaría tener en mi garaje.

 

Tags

  • Lotus
  • Lotus Exige

Lecturas recomendadas