El Mazda de 1.200 CV que quiere batir el récord de velocidad con motor rotativo

Probablemente el RX-7 Project Ahura sea el coche con el motor rotativo más perfecto de la historia. Una auténtica obra de ingeniería que debes conocer.

Ver galería

El RX-7 Project Ahura lleva la firma del conocido Rob Dahm. Tiene como objetivo principal batir el récord de velocidad de un coche con motor rotativo y se ha enseñado al público en el SEMA 2016 con un presupuesto bajo el brazo de más de 240.000 euros. Ahí es nada.

El RX-7 es uno de los coches japoneses más legendarios de la historia y el Project Ahura será el más potente y único fabricado y ‘preparado’ hasta la fecha. Si no conoces a Rob Dahm es el propietario de un famoso canal de Youtube que gasta cantidades ingentes de dinero en preparar y transformar coches.

Ahora ha sacado hacia delante el Mazda RX-7 Project Ahura, que lleva el nombre del Dios persa de la sabiduría. Denominación apropiada para un coche que quiere romper récords y ser el buque insignia de las preparaciones del Mazda RX-7 hasta la fecha.

En su interior se encuentra el motor Wankel de cuatro rotores que quiere superar los 389 km/h para conseguir batir el récord de velocidad para un coche con motor rotativo. El lugar elegido serán las Salinas de Bonneville, donde Mazda lo estableció hace más de dos décadas.

No debería ser una sorpresa para nadie que la tercera generación del RX-7 haya sido la elegida. Aparte de ser uno de los coches más bonitos jamás fabricados, tiene un diseño atemporal de finales de los años 80 que consigue acaparar todas las miradas, sobre todo si se conserva en buen estado.

No te pierdas: La historia de los Mazda de motor rotativo

Rob Dahm ha buscado la ayuda de FR Performance, que a su vez dirige la leyenda Abel Ibarra. Ellos han sido la mano de obra y han aportado su experiencia con los motores rotativos. Por su cuenta, el señor Dahm haría el diseño y aportaría los 240.000 euros.

El Mazda RX-7 Project Ahura se tardó en construir sólo tres semanas, pero su diseño y planificación ha llevado años de duro trabajo. Con todo esto, lo más destacable del coche no es ni su nombre ni su diseño, sino por supuesto su motor.

El trabajo de ingeniería ha consistido en un completo rediseño de cada sistema. El coche ha crecido a lo largo y ancho y lleva unas llantas de 19” espectaculares. El motor de 2,6 litros está acoplado a una caja manual de seis velocidades Hollinger RD-6 que domará marcha tras marcha los 1.200 CV del propulsor. Eso es más potencia que el Bugatti Chiron.

Por cierto, como último detalle comentarte que la suspensión es muy similar a la que lleva el nuevo coche de Ken Block, el Mustang Hoonicorn.

Para poner esto en perspectiva el Mazda RX-7 Project Ahura tendrá una mejor relación de peso-potencia que un Koenigsegg One: 1, con un chasis único diseñado por un YouTuber en Michigan. No dudo de este proyecto por un segundo, pero es una p**a locura.

Tags

  • Mazda