La nueva locura de los ingleses: el Avatar Roadster

Nos gusta su pose de chulito.

Avatar Roadster

Tras presentar el prototipo en 2016, la compañía británica de coches deportivos desvela el primer Avatar Roadster de producción. ¿Te gusta? Tiene un poco de Honda 2000, ¿no?

Con todos sus certificados y homologaciones, la empresa con base en Devon ha llevado al Performance Car Show su Roadster, que muestra casi 100 mejoras respecto al concept. Tras los ajustes, lo que se puede ver en el evento es un deportivo de 253 CV que “se siente como en casa tanto en la carretera como en un circuito”, según advierten sus responsables.

Otro roadster que te gustará: el Tesla Roadster.

Con un peso de 695 kg, puedes imaginarte (y acertarás) unas prestaciones más que decentes: impulsado por un motor Ford Ecoboost que pasa su fuerza a unos neumáticos Rota, va de 0 a 100 en 4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 233 km/h. Unos amortiguadores Nitron se encargan de que la carrocería no se mueva más de lo necesario. Añade a esto un interior en el que predomina el cuero.

Ford motor Ecoboost sonido

“Tras presentar el prototipo, nos dimos cuenta de que nuestros clientes querían más. Los hemos escuchado y hemos respondido a aquellos que adoran las prestaciones y un comportamiento superior, pero a la vez desean algo más refinado, con el fin de utilizar el vehículo en más ocasiones que en las tandas en circuito”, cuenta Dylan Popovic, director de Avatar Sports Cars. “Hemos suavizado los aspectos más toscos para crear un conjunto más redondo. Se ha variado la geometría de la suspensión, se ha ajustado la dirección y hemos mejorado la ergonomía en el habitáculo con un cambio más intuitivo”, añade.

Junto al propulsor 2.0 turbo, Avatar ofrece un 2.3 de 355 CV, derivado de la misma mecánica que lleva el Ford Focus RS, que rebaja el 0 a 100 a 3,6 segundos. Se asocia a una transmisión de seis marchas, aunque aquellos que busquen más comodidad pueden optar por las levas en el volante de la caja secuencial Quaife, con siete velocidades.

La estructura del chasis y la carrocería son casi idénticas a las del prototipo, además de la postura de conducción, que mejora el reparto de pesos. La posibilidad de una experiencia en los trazados no ha sido dejada de lado: los interesados pueden solicitar un arco de seguridad completo, un extintor, un sistema que adquiere datos, un kit con cámara GoPro, alerón trasero… “Así, el Avatar Roadster te permite participar en numerosos campeonatos y, a la vez, sigue siendo perfectamente legal para rodar en la carretera”, añade Popovic.

Marlin, empresa socia de Avatar, está manufacturando estos modelos; su precio comienza en las 39.990 libras (45.800 euros, al cambio actual). ¿Te animas? Date prisa, sólo se van a fabricar 50 unidades…

Lecturas recomendadas