El nuevo Porsche 911 R debuta en el Salón de Ginebra

Serie especial limitada, con cambio manual y motor atmosférico. Y todo, empaquetado en las formas del Porsche 911 R que acaba de presentarse en el Salón de Ginebra. Estamos salivando…

Ver galería

A veces, la marca de Stuttgart hace cosas raras. Pero con el Porsche 911 R que acaba de presentar en el Salón del Automóvil de Ginebra vuelve a congraciarse con sus correligionarios. Te lo decimos muy en serio: motor bóxer atmosférico, 500 CV y caja de cambios manual de seis marchas envueltos en las formas de una serie limitada; se construirán 991 unidades. Para identificarlas, una placa de aluminio con el número correspondiente se coloca en el interior.

Este 911 R, como su predecesor, es un coche de competición que puedes utilizar en carretera. De hecho, ya ha participado en rallys, en la Targa Florio y en varias pruebas para batir récord mundiales. Su peso se lo permite: con 1.370 kilos (gracias, entre otras cosas, a las aletas de carbono y el techo de magnesio), es la versión más ligera del mítico 'nueveonce'.

Vamos al propulsor, situado en la parte trasera. Proviene del 911 GT3 y ofrece, además de los 500 CV ya mencionados (lo repetimos porque nos encantan las cifras redondas), 460 Nm de par. Con estas cifras pasa de 0 a 100 en 3,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 323 km/h. El consumo medio -honestamente, es el dato más irrelevante en un modelo así- es de 13,3 l/100 km.

Al tratarse de un vehículo de carreras, los elementos se han optimizado para que cada curva sea la mejor experiencia de tu vida. El eje trasero direccional está calibrado para garantizar reacciones más directas y una mayor precisión, mientras que el autoblocante mecánico posterior se encarga de la tracción. Lleva frenos cerámicos como equipamiento de serie y también neumáticos de altas prestaciones, montados sobre llantas de 20”.

Con el fin de mejorar las reducciones en los cambios de marcha, el Porsche 911 R cuenta con una función que realiza el efecto doble embrague y se activa pulsando un botón. Suponemos que los puristas de la conducción se estarán echando las manos a la cabeza. Pero les recordamos que este coche también está pensado para los caprichosos que quieren dar un paseo con algo muy exclusivo; ellos serán los que elijan una de las opciones propuestas por la marca, un sistema que eleva la distancia al suelo del eje delantero unos 30 mm simplemente apretando un pulsador.

Su exterior es discreto (todo lo discreto que puede ser un 911, claro): la carrocería es similar a la de los Carrera, pero el frontal y la trasera hacen guiños al GT3 para indicar que este superdeportivo ha nacido en un departamento de competición. Sin embargo, no equipa el alerón posterior clásico en los vehículos destinados a un circuito, sino uno retráctil, mucho menos llamativo. El difusor posterior es específico para la versión R.

En su interior, encontramos un bacquet hecho completamente de carbono, tapizado en un tejido que recuerda al del primer 911 de los años 60. Su volante deportivo GT es exclusivo para el R, al igual que la palanca de cambios, de recorridos cortos.

¿Cuánto cuesta toda la singularidad del Porsche 911 R? 217.469 euros. Si lo pides ahora, te lo dan en mayo, así te da tiempo a comprarte el casco y los guantes.

No te pierdas...

Vídeo: un Porsche 911 derrapa sobre la nieve en Nürburgring.

Dos Porsche 911 de Singer salen a la luz. Los quieres.

Un exclusivo Porsche 911 GT1 a subasta

Porsche 718 Boxster: pierde dos cilindros pero nada de su esencia

Tags

  • Porsche 911
  • Salón del Automóvil de Ginebra 2016
  • Superdeportivos
  • porsche