Porsche 989: el Panamera que regresó del futuro... sin ver la luz

Un salto en el tiempo...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Porsche 989

Sé que te encanta el nuevo Panamera y que matarías por tener uno -todos los haríamos- pero, ¿sabías que había un proyecto para lanzar al mercado un modelo muy parecido a mediados de los años 90? Se trata del Porsche 989 y tiene una historia muy curiosa detrás... 

Porsche 989

La década de los 80 estaba llegando a su fin y, mientras en España perdíamos la cabeza con peinados imposibles y conjuntos para vestir de un más que dudoso buen gusto, en Stuttgart estaban más que satisfechos con el éxito de su modelo estrella por aquel entonces: el Porsche 928 -no, amigos, durante los años 70 y 80 no era el 911 el ojito derecho de los máximos responsables de la firma alemana, que incluso se llegaron a plantear retirar del mercado en favor de los modelos Transaxle-.

Rizando el rizo: el Porsche Panamera Shooting Brake podría presentarse en Ginebra

Para terminar de redondear una gama más que solvente en aquel momento, en 1988 decidieron dar luz verde al proyecto del Porsche 989, una berlina de cuatro puertas de carácter deportivo destinada a satisfacer a aquellos clientes descontentos con el poco espacio disponible en el Gran Turismo de referencia en aquellos años: el 928. Con Harm Lagaay a la cabeza del equipo de diseño -en su mente nació el Porsche 924, salvador de la firma durante una fuerte crisis financiera- el 989 supo reinventar las líneas maestras de los deportivos Porsche que estaban en camino para dar forma a una carrocería mucho más práctica e igual de atractiva que la de un deportivo. Sí, es un 911 con dos puertas de regalo: observa sus faros delanteros y traseros y dime que no te recuerda a cierto patito feo... ¿Quieres una pista? Fue el primero refrigerado por agua. 

Porsche 989

¿Y qué hay del motor? No podemos olvidar que se trataba de un Porsche y, por ello, el 989 estaba destinado a equipar un poderoso motor V8 de 4,2 litros y 420 CV transmitidos al eje trasero a través de una caja de seis relaciones y disposición Transaxle -motor y embrague delante, cambio y transmisión detrás- capaces de lanzar los 1.572 kg de paso hasta los 279 km/h de velocidad máxima. No está mal, ¿eh?

Prueba del Porsche Panamera Turbo 2016: ¡a 300 km/h en la Autobahn!

Te comprendo y yo tampoco sé por qué no llegó al mercado este Porsche 989 tan especial. Bueno, sí lo sé: Ulrich Bez -ingeniero a cargo del proyecto- abandonó la casa en 1991; las ventas del 928 comenzaron a desplomarse y el miedo a lanzar un modelo nuevo sin garantías creció poderosamente en la mente del personal de las calculadoras de la marca; el marco alemán se hizo fuerte con respecto al dólar estadounidense, lo cual encarecía mucho los vehículos allí; por último, el coste del proyecto fue un buen ejemplo de la expresión irse de las manos: de los 100.000 marcos que tenían pensado pedir por él al principio pronto se pasó a los 150.000, necesitando además vender a un ritmo de 15.000 unidades por año para amortizar la inversión... 

Aunque el Porsche 989 nunca llegara a la calle, al menos el concepto sirvió para permitir a la marca comprobar que la idea no era mala y podría haber funcionado. Años después -unos cuantos-, tenemos al Porsche Panamera 2016 entre nosotros. Que es brutal. Gracias, Porsche. 

Tags

  • porsche
  • Porsche 989
  • Porsche Panamera

Lecturas recomendadas