Mercedes-AMG GT R: ya sabemos su potencia. Y poca no es

Tiene 75 CV más que el AMG GT-S :)

Edición texto: Noemí Alonso

El Mercedes-AMG GT R era un secreto a voces; de hecho, ya fue pillado un muleto de Mercedes GT R haciendo tests en la nieve. Por entonces se dudaba sobre su nombre: ¿Black Series? ¿GT R? Finalmente parece que han decidido plantar una guerra brutal contra el superdeportivo japonés más fuerte de los últimos tiempos: el Honda NSX del que aquí tienes la prueba. El Porsche 911 GT3 RS también está en su punto de mira.

La fecha de presentación del AMG GT R ha sido el 24 de junio, en el Festival de Goodwood 2016, y llega con el mismo espíritu de coches como el Ferrari 458 Speciale o el Aston Martin GT8. Un espíritu derivado directamente de los circuitos (de hecho, es la versión más orientada a trazados del GT de la historia), donde las prestaciones máximas, la efectividad total y la diversión parecen estar aseguradas.

No te lo pierdas: este es el Aston Martin GT8: de las pistas a tu garaje

En el vídeo que puedes ver al comienzo de este artículo se aprecian los detalles estéticos de esta versión más radical del Mercedes-AMG GT... Y en la galería tienes el resto. Está pintado en un color verde manzana mate que seguramente provoque tendencia. Se llama AMG Green Hell Magno, y es un homenaje al Infierno Verde. Quién sabe si intentará entrar en el Top 10 de los coches de calle más rápidos en Nürburgring... Allí se han perfeccionado los flaps activos que existen tras la parrilla y bajo la carrocería. Sin embargo, todas las posiciones de su alerón y los distintos modos de conducción te garantizan que se sentirá como en casa en la mayoría de los circuitos que merecen la pena.

También superará los límites de ruido allí (nos apostamos lo que sea) gracias a los mencionados flaps activos de su escape de titanio. Se describen como "infinitamente ajustables", pero, en su modo más abierto, Mercedes promete "una emotiva sinfonía". Suponemos que es el sinónimo del departamento de Marketing para ALTO. No esperamos menos de este monstruo de AMG. Por cierto, el escape es seis kilos más ligero que el del AMG GT S y, además de la salida central (es fácil verla), tiene otras dos a cada lado del difusor. El tramo final es de fibra de carbono, con el fin de protegerlo de las altas temperaturas a las que trabajan.

Mercedes AMG GT-R

Estéticamente, cuenta con los elementos que todos petrolheads más viciosos estábamos esperando: un alerón trasero fijo que se parece y mucho al del SLS Black Series, una carrocería con tomas de aire más grandes, con sobredosis de fibra de carbono, llantas de mayor diámetro. Todo está pensado para que la imagen sea más espectacular. Sí: más todavía. Según AMG, la forma sigue a la función y las líneas se han ideado para que el aire fluya alrededor del coche. Y de paso, lo hacen muy atractivo. 

En cuanto a motor, en Affalterbach han decidido que sea una bestia parda. Utiliza el mismo 4.0 V8 biturbo en posición central delantera de sus hermanos, pero con un toque de magia (turbos que reaccionan antes y un nuevo sistema de escape) han conseguido que el banco de potencia haya podido homologar 700 Nm y 585 CV. Sí, eso son 50 Nm y 75 CV más que el GT S, pero no llega a la salvajada que ha hecho Mansory con un AMG GT al que le ha inyectado 730 caballitos de nada

Lo podemos ver entre las novedades del Salón de París 2016

También es más ligero que el GT S: sus 1.554 kg, combinados con ese derroche de alegría en el propulsor, consiguen un 0 a 100 de 3,2 segundos y una velocidad máxima de 318 km/h. Estas cifras lo asemejan al (notablemente más potente) SLS AMG Black Series, quizá su antecesor espiritual.

Pero esto no es ni la mitad de la historia del Mercedes-AMG GT R. Lo que importa (especialmente, a aquellos que están deseando meterse con él en un circuito) es el pedigrí de los componentes de su chasis. "Combina la dinámica de conducción del AMG GT3 de carreras con el sentido práctico del AMG GT, que hace posible utilizarlo en el día a día", promete Tobias Moers, jefe de AMG. Y hay un montón de fama obtenida en la competición adosada a las piezas que su equipo ha fijado en en GT-R. Es más ancho, para adaptarse mejor a los trazados, y lleva los neumáticos de la copa. La suspensión de aluminio puede ajustarse de forma manual si eres hábil con las herramientas... Y tiene control electrónico de la suspensión adaptativa, por si no lo eres.

Un diferencial (electrónico también) ayuda, desde el eje trasero, a gestionar todos esos caballos. El control de estabilidad tiene tres posiciones -incluida OFF, si eres valiente/tienes talento/estás loco-, mientras que el de tracción cuenta con nueve niveles de intervención, que se ajustan mediante un pomo similar a los de los coches de carreras, situado en el centro del salpicadero. Y, si eres fan de la tracción total, serás feliz cuando conozcas el sistema de dirección a las cuatro ruedas del GT-R. Opera por cable y puede girar los neumáticos posteriores hasta 1,5 grados. Al igual que en el 911 GT3 (y otros Porsche desde él), se trata de un dispositivo que añade agilidad a velocidades bajas -antes de llegar a los 100 km/h- girando las ruedas traseras en sentido contrario a las delanteras. Asimismo, dota al modelo de una mayor estabilidad cuando sube el ritmo, momento en el que los neumáticos posteriores y anteriores apuntan en la misma dirección. En el Ferrari F12 tdf, este sistema sólo usa la última parte.

Hemos dejado sus frenos casi para el final. En un coche con esta potencia, querrás que sean buenos. De serie, tienes unos discos de 390 mm en el eje delantero y 360 mm en el trasero. Pero si escoges la opción (probablemente, cara) de la lista de extras, obtendrás unos cerámicos de 402 mm para el tren delantero. Serán lo suficientemente grandes, esperamos...

Los cómodos asientos del AMG GT se sustituyen por unos backets de competición que seguramente estarán completamente fabricados en fibra de carbono. En el resto del interior, este material y la tapicería de alcántara, a buen seguro, tomarán el protagonismo absoluto. El objetivo es crear una atmósfera racing pero también exclusiva y con ese punto lujoso que Mercedes sabe imprimir a sus versiones más deportivas. Se lanzará en marzo de 2017 y costará un riñón, evidentemente... Pero te llevarás cosas que merecen la pena. Podrás solicitarlo a partir de noviembre.

No te pierdas...

RENNtech modifica el Mercedes AMG GT-S hasta los 716 CV.

Los Mercedes AMG Sport se convertirán en Mercedes-AMG.

Mercedes tendrá su barco basado en el AMG GT3. ¡Leven anclas!

Tags

  • Mercedes-AMG
  • Mercedes AMG GT
  • Superdeportivos