Un Toyota GT86 con el motor modificado de un Nissan GT-R y ¡1.000 CV!

El preparador australiano StreetFX ha construído un Toyota GT86 con el motor modificado de un Nissan GT-R, para llegar a los 1.000 CV. Una mezcla explosiva.

No hay nada como el dinero, el tiempo libre y ser un manitas de la mecánica. StreetFX ha transformado un ya de por sí espectacular Toyota GT86 al añadirle el motor de un Nissan GT-R, pero encima aumentando aún más la potencia.

¿Te parece poco el motor de serie del GT86? Pues pon el de un GT-R. ¿Que los 3,8 litros, V6, 550 CV, 632 Nm de par de serie se siguen quedando cortos? Pues le metes mano hasta llevarlo más al límite aún.

StreetFX tenía como objetivo producir más de 1000 CV y transmitirlos a las ruedas traseras. Para llegar al millar de caballos se ha instalado un kit de turbos HKS, se ha aumentado la cilindrada a 4,1 litros y se han instalado otras mejoras. La transmisión de serie no podía soportar las nuevas cifras de par y potencia y por eso se ha reemplazado por la misma caja secuencial que emplean los V8 Supercars australianos.

También te puede interesar: Prueba del Nissan GT-R 2017

Desde luego, el resultado tiene que ser espectacular. No se sabe si la homologación para que el coche circule por carretera será posible, es decir, si será legal y el precio tampoco, pero barato no va a ser, no sólo porque lleva ‘lo mejor de cada casa’, sino porque la mano de obra no te la van a facturar a precio de taller de barrio.

Sería fantástico poder ver al Toyota GT86 con motor de Nissan GT-R, competir con el Toyota GT86 con el motor del Ferrari 458. No sé quién ganaría, pero el ruido sería digno de las mejores tracas de Valencia.

Tags

  • Toyota
  • Nissan
  • Nissan GT-R
  • preparaciones de coches