Subastado el último Mitsubishi Lancer Evo Final Edition (no llores)

El último Mitsubishi Lancer Evo Final Edition se ha subastado con fines benéficos en EEUU. El precio de venta final ha sido una locura y aquí te lo contamos.

Finalmente, el último Mitsubishi Lancer Evo Final Edition ha sido subastado por unos 68.000 euros, que serán donados a Feeding America Riverside|San Bernardino y al banco de alimentos Second Harvest del Condado de Orange.

El Mitsubishi Lancer Evo Final Edition es la edición con el que la marca despide a este mítico modelo en Estados Unidos y probablemente era tu única oportunidad de conseguir, nuevo, este glorioso icono de la deportividad y la efectividad. La historia del Mitsubishi Lancer Evo es apasionante y no tengo duda que este ejemplar logró capta la atención de mucha gente, por la cifra que alcanzó en la puja. Valía la pena, seguro.

Y es que el modelo que se subastaba no era un ejemplar cualquiera, era la unidad 1.600 de los 1.600 Lancer Evo Final Edition que se han producido en el gigante americano. Todo lo recaudado como te comentaba antes ha sido destinado a fines sociales, por lo que había un motivo más para ti y sobre todo para justificar su compra ante tu familia o mujer. 

Te interesa: prueba del Mitsubishi Montero T3 del Dakar

Seguro que pensarás que era caro, pero es que el Mitsubishi Lancer Evo X subastado era muy especial. A diferencia de en Inglaterra o Japón, donde el fin de fiesta del Evo contaba con 440 y 480 gloriosos caballos bajo el capó respectivamente, la versión americana conserva las especificaciones mecánicas intactas, con el motor 2.0 turbo de 307 CV y 415 Nn de par. Por supuesto, mantiene la tracción integral, toda la magia del diferencial y una caja de cambios manual ultraprecisa.

Nada nuevo pues, salvo ciertos detalles estéticos poco relevantes. Esta edición se ha pintado en color blanco y cuenta con varios detalles terminados en negro, como el techo o la parrilla frontal. En el interior el negro también es protagonista junto con las costuras en color rojo y una placa conmemorativa donde podrás el número 1.600. Último coche de la serie, último Lancer Evo comercializado en EEUU. Sin duda, un coche cuyo precio probablemente no deje de subir, con lo que su afortunado propietario puede haber hecho un buen negocio.

Ahora bien, la pregunta es: ¿qué pasará con los Evo? ¿Se dejan de hacer y punto? Pues amigos míos, parece que así es. Mitsubishi anda ensimismada con híbridos y eléctricos y por el momento deja de lado un coche que, para ser sinceros, contaba con un nivel de ventas casi residual. Es una pena pero la 'evolución' (qué casualidad de nombre) es imparable y será difícil volver a ver el apellido Evo en un Mitsubishi que no sea eléctrico o híbrido. 

 

Tags

  • Mitsubishi Lancer EVO
  • Subastas