Vídeo: A ¡300 km/h! con un Mercedes AMG E63 S: sobran las palabras

No, no es recomendable emular a este Fittipaldi con su cohete en una autopista. Pero, ¡cómo mola!

Imagen de perfil de Javier Prieto

Si estás un poco empanado o bajo de ánimo después de los cuatro días de puente, tenemos la solución. Con este vídeo en el que un nuevo Mercedes-AMG E63 S alcanza los 300 km/h en una autopista alemana te vas a venir arriba.

De entrada, nos mola la estética inofensiva del coche, el cual parece una inofensiva berlina destinada a la rutinaria tarea de llevar a los niños al cole o de recoger a los suegros los domingos.

Pero nada más lejos de la realidad. Es un lobo con piel de cordero que devora kilómetros de asfalto a la velocidad de un cohete. Abróchate el cinturón que las emociones de hoy son muuy fuertes.

Alucina no solo con el salvaje Séptimo de Caballería (V8 4.0 y 604 purasangre) de la bestia rodante, sino con su brutal aceleración. El AMG E63 S  y su conductor alcanzan 200 km/h en 11 segundos y 300 km/h en 35. Después toman una desviación de la autopista para... ¡repetir la hazaña! 

Lo mejor del vídeo, además de los bramidos de la bestia V8, es comprobar cómo adelanta por el carril izquierdo a los coches que circulan por la derecha. Éstos parece que están parados. 

Por cierto, este bicho podría pillar los 320 km/h sin la autolimitación impuesta por los ingenieros de la marca de la estrella. Solo hay que ver que a 300 km/h todavía restan unas 2.000 revoluciones para entrar en zona roja. 

Ya sabemos lo que estás pensando al respecto, pillín.

Lecturas recomendadas