Vídeo: así suena un Ford GT dándolo todo... ¡parece un jet!

¡Corramos, Astérix: el cielo se cae!

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Si alguna vez te has preguntado hasta qué punto puede ser importante el apartado aerodinámico en un vehículo, hoy no voy a resolverte ninguna duda. Pero sí que te voy a dejar alucinando con el vídeo que puedes ver sobre estas líneas: así suena un Ford GT dándolo todo... y sí, parece un jet. 

Aquí se hizo el Ford GT en secreto

El Ford GT es un coche muy especial. Y no sólo porque sea la reencarnación de uno de los mayores mitos del mundo del automóvil o porque haya logrado reeditar la mítica victoria conseguida en 1966 en Las 24 Horas de Le Mans en su primera participación este mismo año -¿conoces los dos Ford GT de LEGO que rinden homenaje a semejante hazaña?-, sino porque se trata de un auténtico objeto de deseo con una producción tan limitada -aunque se ha ampliado un par de años más para que no recibas la temida carta- que los coleccionistas de medio mundo están dándose bofetadas para conseguir una unidad. 

Y no es para menos: además de un bloque motor V6 de 3,5 litros con más de 600 CV, el nuevo GT posee una imagen brutalmente atractiva -fiel reflejo de la que lucía el modelo original en la década de 1960- donde la aerodinámica ha tenido un papel fundamental en todos y cada uno de los detalles que componen su espectacular traje exterior -aquí puedes verle enfrentándose al túnel de viento-. Así suena un Ford GT dándolo todo... y no es para menos. 

¿Quieres hacerte con uno? Pues lamento decirte que será muy complicado: la demanda inicial del nuevo deportivo americano fue tan elevada que las 500 unidades que inicialmente se programaron para entrar en producción volaron de las manos de la firma en muy poco tiempo, dejando a muchos ansiosos fanáticos del modelo con las manos vacías... hasta que se tomó la decisión de aumentar la producción un poco más. Pero ha sido tal el incremento de potenciales compradores tras su éxito en Le Mans que probablemente esa producción ampliada también haya sido cubierta de sobra... aunque siempre puedes probar suerte. Y si no, puedes esperar y prepararte para pujar por él en una subasta en la que seguro que su precio sobrepasa el inicial... tal como ha ocurrido con el Porsche 911 R

Mientras tanto, así suena un Ford GT dándolo todo... para que te vayas haciendo una idea de lo que escucharán los otros conductores a tu paso. ¡Ya me darás una vuelta!

Tags

  • Ford GT