Vídeo: una drag race entre Audis

¿Qué esperabas? Era de lógica…

Drag Race entre Audis

Drag race entre Audis, entre primos, para entendernos. Tenemos un R8 V10 Plus, un Audi RS6 y un S8. Todos ellos estratosféricos y capaces de hacerte suplicar por estar tras su volante. Ya sabes que en Top Gear nos encantan estas pruebas que parece que no van a ningún sitio, pero sirven para revelarnos muchos detalles… y, sobre todo, para pasar un rato entretenido.

Así que aquí están estos coches deportivos (muuuuy deportivos) que rondan los 600 CV, dispuestos a acelerar como locos para demostrar quién manda en una carrera en línea recta. Vale, yo tampoco lo llamaría carrera, pero las cosas son como son.

Vídeo: el tipo más torpe que jamás ha participado en una drag race.

En los asientos del conductor tenemos a tres de los mejores expertos/redactores, dispuestos a darlo todo para ganar. Una pista inmensa, una señal de salida y… a pisar el pedal de la derecha como si no hubiera un mañana. Los sistemas que gestionan la potencia mediante los cambios automáticos empiezan a trabajar y… hay sorpresas, aunque quizá no las que esperas. El vencedor está claro. Al perdedor se le queda cara de… bueno, de loser.

Es lo que tiene una drag race: quizá no sea una carrera al uso, pero sirve para poner de manifiesto virtudes escondidas… y carencias con las que no contabas. Después de todo, han de tener un propósito; a nuestros jefes también les gusta que haya un objetivo (a veces) en las propuestas que se llevan a cabo. ¿Te pica la curiosidad? Sabrás de qué hablamos y cómo termina este experimento si pinchas en el link que hay en el primer párrafo.

Tags

  • Coches deportivos