Esta es la vuelta a Nürburgring más acojo**nte que has visto en tu vida

Los pelos como escarpias, oiga.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Hoy en día estamos aburridos de ver récords en Nurburgring, desde la batalla un poco autocomplaciente de los compactos más rápidos hasta los superdeportivos que intentan ser los reyes del Infierno Verde. No obstante, tenemos que viajar al pasado si queremos ver auténticos ‘huevos de acero’ en este mítico circuito: la vuelta rápida del RUF CTR Yellowbird en Nürburgring te va a emocionar. ¡Qué pasada!

Te interesa: un Glickenhaus SCG003 destroza el récord de Nürburgring

Y es que amigos, el Infierno Verde es exigente, pero todavía lo es más cuando bajo tu trasero se encuentra un coche como el mítico RUF CTR Yellowbird. ¿No sabes de qué te hablo? Pues imagínate tener un coche con peso pluma y 470 CV de los años 80 todos en el eje trasero sin aditivos, sin ayudas, sin nada: directos al asfalto, controlarlos es responsabilidad de tus manos.

Creo que estarás de acuerdo conmigo que la vuelta a Nürburgring con el RUF CTR Yellowbird es una de las cosas más alucinantes que vas a ver en la vida y sin lugar a dudas una de las mejores vueltas jamás realizadas en el ring. Esta bestia es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en cuatro segundos y de alcanzar los 362 km/h. ¡Flipa! No obstante, las prestaciones aquí son lo de menos, aquí lo importante es tener las manos suficientes para controlar constantemente la brutal entrega de potencia al asfalto en un circuito tan exigente como el alemán.

 

 

En el vídeo, que puedes ver en lo más alto de este artículo, se aprecia perfectamente la ausencia de tracción constante de este coche: da la sensación que el eje delantero va flotando todo el tiempo, como un compás en el que el eje trasero parece tener vida propia. La manera de controlarlo es absolutamente brillante y no te culparé si ves el vídeo una y otra vez: es completamente normal. 

¿Y quién es el artista tras el volante de este misil con ruedas que recientemente resurgió como RUF CTR 2017? Pues Stephan Rozer, el piloto de RUF que sabía llevar el juguete de Alois Ruf como nadie: uno de los Porsche más especiales de la historia. Te recomiendo que eches un vistazo al vídeo, al menos unos pocos minutos: vale la pena ver y aprender cómo se conduce al límite un coche brutal de los 80. ¡Maravilloso!

Lecturas recomendadas