Vuelve el Delorean DMC-12 y así es como puedes reservarlo

El mítico Delorean DMC-12 de la película ‘Regreso al Futuro’ volverá a fabricarse en 2017 y así es como puedes reservarlo ¡No seas un gallina como McFly!

Ver galería

La gente que nació en de la década de los 80 está contenta y aquí tienes el motivo: el DeLorean DMC-12 volverá a fabricarse, gracias a un cambio en la legislación de Estados Unidos que favorece a las marcas con un bajo volumen de producción. Ahora te podría recitar una lista de frases de ‘Regreso al futuro’, pero seguro que necesitas más información así que sigue leyendo. También puedes mirar cómo este DeLorean DMC-12 quería viajar en el tiempo.

Es buen momento para recordarte que el Delorean DMC-12 se fabricó desde el año 1981 hasta finales del '82, fecha que coincide con la quiebra de la DeLorean Motor Company al ser encarcelado su fundador el señor John DeLorean por tráfico de drogas. Luego resultó ser inocente, pero ya era tarde para la compañía y para el DMC-12. Desde su fábrica en Reino Unido salieron todos los coches con volante a la izquierda a pesar de ser un coche con orígenes británicos.

No te pierdas: A subasta un DeLorean DMC-12

Su carrocería de acero inoxidable y sus puertas tipo alas de gaviota fueron sus señas de identidad, hasta que la película de 'Regreso al Futuro' lo terminó de convertir en un coche de culto en el año 1985. Contaba con un motor PRV (Peugeot -604-, Renault -30-, Volvo -760-) situado detrás del eje trasero de 2,8 litros y 130 CV con un par de 208 Nm. Podías elegir entre dos transmisiones: una automática de tres velocidades y otra manual de cinco, ambas de origen Renault. Su precio incial se calculó en 12.000 dólares y de ahí su denominación DMC-12. Finalmente se vendieron por unos 25.000 dólares (23.000 euros) que a día de hoy serían unos 65.000 (60.000 euros).

Para la película de 'Regreso al Futuro' se utilizaron siete modelos originales aunque como curiosidad, el sonido del motor era el de un Porsche 928

La nueva DMC fue refundada en EE.UU por Stephen Wynne en el 95 y hasta ahora sobrevivía con restauraciones y reparaciones de los 9.000 DMC-12 originales que quedan (más o menos). Sin embargo, tras el cambio de legislación se ha dado luz verde a la construcción del mítico coche en Texas, sede actual de la marca.

La nueva ley permite a las pequeñas empresas cumplir con la normativa de Medio Ambiente mediante la instalación de un motor fabricado por otro, como GM o Ford. De hecho, DMC dice que está trabajando para buscar un proveedor de motores y otros componentes, pero ¿quién les fabricará el condensador de fluzo?

El caso es que si quieres reservar el nuevo DeLorean DMC-12 puedes hacerlo aquí. Se estima que la producción en los próximos seis años sea de un total de entre 300 ó 350 coches en total. Para el año que viene, se fabricará más o menos un coche al mes, alcanzando la cifra de un coche a la semana para el 2018.

No serán baratos porque se habla de unas cifras cercanas a los 90.000 euros, pero volviendo al inicio… ¿Eres un gallina?

Tags

  • Delorean
  • Coches deportivos
  • Coches de Cine