Los 10 coches más ligeros: ¡menos casi siempre es más!

No multipliques la potencia, divide el peso.

Ver galería

Generalmente, los coches más ligeros son sinónimo de diversión al volante: agilidad, precisión. Hay un dicho que más de un petrolhead conocerá bien: no multipliques la potencia, divide el peso. Muchos de los coches que te voy a presentar en este artículo cumple a la perfección con esta premisa, como por ejemplo el BAC Mono o el Morgan Roadster. Coches pensados para disfrutar de una conducción pura y sin aditivos extraños.

No te lo pierdas: los 10 coches más caros de la subasta Duemila Route

Al ser tan ligeros, estos deportivos, en ocasiones, no necesitan demasiada potencia para ser eficaces. ¿Has visto el Caterham Seven Sprint y sus 80 CV? Es un buen ejemplo. No necesita más para acelerar de cero a cien en apenas 6,9 segundos. Ahora bien, otros ejemplares buscan maximizar las sensaciones, adrenalina pura y dura. El Ariel Atom AERO-P es un buen ejemplo, con efecto suelo incorporado, será capaz de hacerte llorar con sus impresionantes prestaciones.

 

Ver galería

 

No obstante, no siempre la ligereza está relacionada a la diversión, en ocasiones, esta es sinónimo de simplicidad y pocos lujos. Es el caso, por ejemplo, el Suzuki Celerio, que con sus 835 kilos, dudo mucho que haya sido concebido para surcar las curvas de cualquier puerto de montaña con una sonrisa de oreja a oreja. Más bien es un coche sencillo, sin grandes lujos y sin grandes elementos que sumen peso: motor pequeño, equipamiento justo y una ligera carrocería.

Sinceramente, creo que tanto tú como yo preferimos un Caterham Seven a un Suzuki Celerio, pero al cesar lo que es del cesar: ¡estos son los coches más ligeros del mercado!

 

Tags

  • coches ligeros
  • Ránking de Coches