Los 7 coches para evitar multas: pisa sin miedo

No son divertidos… No se puede tener todo.

Ver galería

Como no todo en esta vida es velocidad, el otro día estuvimos pensando cuáles serían los mejores coches para evitar multas. Esos en los que puedes ir con el pie a tabla y pisar a fondo el acelerador sin pasar de los consabidos 120 km/h que rigen como velocidad máxima en nuestras carreteras.

El neumático que aterroriza a las minas pero no a los radares.

Cierto, así contado no parece muy atractivo, ya que resulta más que evidente que no te van a proporcionar una aceleración fulgurante. Pero, créeme, el placer es otro. Distinto. Porque ir por la autopista, ver la señal que anuncia un radar fijo y hundir el pie derecho sabiendo que no va a traer consecuencias negativas conlleva otro tipo de placer. Más extraño, casi sádico, diríamos. Tiene algo de prohibido, aunque sabes que, en realidad, no estás rompiendo ninguna norma, no estás superando el ritmo más alto legal en las vías españolas. Tu conciencia, por lo tanto, puede estar tranquila.

Tu bolsillo y los puntos de tu carné, también: no habrá ni sanciones ni resta de tantos a tu licencia. A pesar de haber visto ese modelo tan sospechoso parado en el arcén, tu coche para evitar multas te ahorrará también disgustos. Y sobresaltos: nada de frenazos en seco de golpe (con el peligro potencial que entraña este tipo de maniobra), sustos que no le sientan bien a tu corazón o esa ansiedad que te invade si tienes que adelantar un radar móvil. Quédate donde estás, no merece la pena intentarlo. Total, seguramente la potencia con la que cuentas tampoco te lo va a permitir, así que… disfruta del viaje. Fíjate en esos detalles en los que nunca tienes tiempo de reparar. Valora otros aspectos de tu vehículo, como sus acabados o su equipamiento (aunque una potencia escasa suele venir asociada a modelos low cost y con una dotación básica). Y saborea la libertad de pisar a fondo sin miedo.

 

Ver galería

Tags

  • Coches Eléctricos
  • Garaje