7 coches que jamás debería conducir un novato

¿Llevas la L? En tal caso, deberás estar lo más lejos posible de cualquier de estos siete vehículos, por tu seguridad, por la de todos.

Ver galería

Hay coches que no son para novatos, vehículos que por su tamaño, su radicalidad o por su concepción, no son aptos para lucir la L en la luneta trasera. Coches complicados de conducir para cualquier mortal, coches además, por lo general, exclusivos y valiosos. Te aseguro que si apareces con un coche de estos con el carnet de conducir recién sacado en una casa de seguros, van a salir corriendo despavoridos. También te aseguro que si aprendes a conducir con estos coches, probablemente termines participando en las 24h de Le Mans.

 

Caterham 310R

Pegado al suelo, con un morro interminable y un peso pluma que hace que vuele al más mínimo roce al pedal del acelerador. El Caterham 310R protagonizó la lista de los mejores coches para ir de tramo, pero su radicalidad hace que no sea el coche ideal para empezar a conducir. Además, el hecho de ser un biplaza con muy poco espacio disponible hace que no puedas llevar a los colegas a dar una vuelta y eso, cuando te acabas de sacar el carnet, es también algo tremendamente negativo. Un coche que, en su versión básica, el Caterham 165, es una gran opción para empezar en el mundo de los deportivos de altas eficacia.

 

Hummer H1

Si dejas un Hummer H1 a un novato es probable que provoques la destrucción parcial o total de tu ciudad, especialmente del casco antiguo. Este monstruo de más de dos metros de ancho hará que te sientas completamente seguro, por eso no deberás preocuparte, pero más vale que no te cruces con ningún coche en una zona estrecha o te metas con el por callejuelas, es probable que derrumbes alguna que otra vivienda. A la hora de aparcar, ídem: un auténtico peligro público.

 

Peugeot 205 T16

Ver galería

¿Un coche del Grupo B en manos de un novato? ¡Ni de broma! El problema de estos coches es lo suave y delicado que tienes que ser con el pedal del acelerador, así como lo duro y complicado del resto de componentes. Es un coche que no permite las dudas propias de un novato al volante: dar gas antes de lo necesario y adiós, un mínimo despiste y estás perdido. Además, las medidas de seguridad no son tan buenas como las de los coches actuales, así que ya sabes, si eres novato y millonario, (aquí puedes ver lo que cuesta un Peugeot 205 T16 a la venta) esta no es tu mejor opción, seguro.

 

Ferrari F40

No te lo pierdas: un Ferrari F40 para ir de camping...en la nieve.

Posiblemente el coche más delicado de conducir, tanto por un novato, como por un conductor experimentado. Su motor V8 está tan domesticado como un León en la llanura africana, es salvaje, no admite concesiones y encima, sus medidas y su mala visibilidad hacen que su manejo no sea nada sencillo. La dirección es dura, el cambio es tan preciso que un mínimo error hará que no puedas insertar la marcha correcta, los pedales están tan pegados que no sabrás si estás frenando o acelerando. En definitiva, un coche solamente para expertos: si no lo eres, mejor quédate fuera disfrutando de su maravilloso diseño.

 

Mercedes-AMG G63 6x6

Con seis ruedas, 2,3 metros de alto y más de dos de ancho, este monstruo del asfalto no está hecho para novatos. A priori puede parecer que la visibilidad vaya a ser muy buena, pero no es así: tras la ventana trasera, todavía tienes metros de coche. Aparcar con este todo terreno extremo se puede convertir en una auténtica pesadilla, lo mismo que circular con él por según qué calles. Probablemente sea el coche menos práctico del mundo, pero eso sí, a sus mandos la seguridad no será un problema, por lo que en ese aspecto sí es bueno para un novato, aunque, como en el Hummer H1, puedas provocar graves daños en tu entorno urbano.

 

Rolls-Royce Phantom EWB

Ver galería

Partiendo de la base que un Rolls-Royce Phantom EWB es un coche pensado para que te lleven, este coche de superlujo no está pensado para que sea conducido por un novato. Es un coche que transmite muy poco y con más de seis metros de largo, es complicado maniobrar con él. Tienes que estar muy seguro de lo que haces, aunque tiene dos cosas buenas para un novato: su cambio automático, suave y muy refinado, y su postura al volante, bastante erguida y con una visibilidad aceptable. Eso sí, su largo morro (y muy alto) te dificultará las cosas cuando debas circular por zonas estrechas. Si eres un novato millonario, mejor pon la ‘L’ para vacilar, pero deja que te lleve el chófer, por el bien de todos.

 

Shelby Cobra

No te lo pierdas: a subasta el Shelby Cobra CSX2000: ¡el Santo Grial!

Suma un poderoso V8 en posición delantera, todo un torrente de fuerza enviada de golpe a las ruedas traseras y una corta distancia entre ejes. Añade a todo eso una carrocería extremadamente tirada al suelo, con un largo capó que dificulta la visibilidad y la ausencia prácticamente total de sistemas electrónicos de ayuda a la conducción. El Shelby Cobra es un sueño con ruedas, pero hay que ser muy consciente que es un coche muy serio: si eres un novato, deberás primero pasar muchas horas al volante de otros coches antes de atreverte a conducir un símbolo americano radical como este. 

Ahora bien, ¿eres novato y buscas coche? Ahora ya sabes lo que no debes comprar (te lo he puesto fácil, pocos puede acceder por precio a este tipo de coches), muy pronto te diré también cuáles son las mejores opciones para aprender a conducir sin riesgo pero con el toque ‘petrolhead’ que siempre presumimos en Top Gear. Mientras tanto, te recomiendo que eches un vistazo a la galería: son vehículos tan poco prácticos como tremendamente atractivos, seguramente no los conducirás jamás, pero nadie te quita babear un poco con ellos. ¿No te parece?

 

Tags

  • Coches para novatos
  • Novatos
  • Ránking de Coches