Las 7 razones por las que los coches americanos molan más

Te olvidarás de sus circuitos ovales cuando leas esto.

Ver galería

Piensa en Estados Unidos. Un petrolhead como tú debería estar viendo en su cabecita amplias carreteras con rectas infinitas, ideales para los muscle cars que nacieron allí. Sólo por eso, ya merecen todos nuestros respetos. Pero hay mucho más, porque estos tipos saben cómo sacar provecho de sus recursos.

Para empezar, sus coches son muy molones. No hablamos sólo del Ford Mustang, el icono americano por excelencia, sino de cualquier pick-up gigante con la que puedes remolcar un pueblo entero. Esas camionetas no cabrían en ningún garaje de nuestro país, pero yo compraría una nave industrial o una finca para coleccionarlas… si mi presupuesto me lo permitiera, claro.

Segundo punto a favor: el precio del combustible, ridículo si lo comparamos con el importe que hay que pagar en Europa. Así, alimentar gigantescos motores V10 no es ningún drama, desde luego. Ah, y el coste de algunos modelos también muestra una diferencia considerable entre en Viejo y el Nuevo Continente.

Ante estos argumentos, podrás decirme que hay cosas sobre las que no tienen ni idea, como… las carreras de coches. ¿Circuitos ovales? ¿Competiciones de drifting? Echa un vistazo a nuestra galería y se lo perdonarás todo.

Tags

  • Garaje
  • Muscle car