La alucinante colección de coches de Nick Mason, el batería de Pink Floyd

Con la excusa de que Nick Mason, batería de Pink Floyd, cumplió ayer 73 años, nos colamos en su impresionante colección de coches situada en un hangar. ¡Qué pasada!

Imagen de perfil de Javier Prieto

Ya está aquí el finde y queremos darle la bienvenida con un post muy especial. Resulta que Nick Mason, batería del grupo musical Pink Floyd, cumplió ayer 73 castañas.

Y con esa excusa que nos hemos buscado vamos a cotillear en su impresionante colección de coches compuesta por más de una treintena de modelos que forman parte de la historia del automóvil. El tesoro duerme en un hangar de Cotswolds (Gloucestershire) en el Reino Unido. 

Prepárate para disfrutar como un enano porque las joyas rodantes del músico británico están a la altura de los coches de Bernie Ecclestone y superan el nivel de las maravillas del mismísimo Elvis Presley o de John Lennon, por hablar solo de algunos colegas de profesión.

Hoy más que nunca te recomendamos que veas nuestra galería de imágenes, te esperan unos vídeos que son la caña.

Joyas de competición

De siempre, Mason ha sido un enamorado de las competiciones del motor en las que ha participado en múltiples ocasiones, y de los automóviles más exclusivos.

Su afición le ha llevado a participar cinco veces en las 24 Horas de Le Mans y a ser un asiduo de exposiciones internacionales y festivales de velocidad muy conocidos. Entre ellos destaca el de Goodwood (Inglaterra), donde la presencia de sus obras de arte siempre levantan mucha expectación.

Hablando de maravillas del Motorsport, el percusionista tiene donde escoger y revolver. A nosotros nos han flipado sus Ferrari Daytona ¡amarillo!, F50, Ferrari 365 GTB/4 Daytona, y 512s, además de los Jaguar D-Type, Lola T297, empleado en la promoción del disco The Wall, así como un imponente McLaren F1 GTR.

El amigo Nick también tiene un hueco para la F1. De hecho, pocos son los que pueden presumir como él de ponerse al volante de un Maserati 250 F.  Aunque el Ferrari 312 T3 que condujo Gilles Villeneuve, uno de los campeones sin corona de la máxima categoría, en el GP de Canadá 1978, tampoco es cualquier cosa.

Tesoros clásicos

Según ha declarado en más de una ocasión el artista de Birmingham, su favorito es un Ferrari 250 GTO. Dicho modelo, además de ser el más caro de su colección, también es uno de los vehículos preferidos de Fernando Alonso. Junto a esa joya, un Bentley 4 1/2 Litre que perteneció a su padre, ocupa un lugar destacado entres sus criaturas.

Siguiendo con los clásicos, nos han dejado alucinados los Panhard et Levassor (1901), Bugatti 35 Aston Martin Ulster (1935). Con este último fue el ganador del Goodwood Revival 2009. ¡Se nos hacen los ojos chiribitas con la colección de coches de Nick Mason!

Si lo tuyo son las pelis de coches de carreras, seguro que el Ferrari 512s del 67 que condujo Paul Newman en la cinta Le Mans, te molaría conducirlo. ¡Y a quién no! 

Deportivos contemporáneos

En cuanto a los deportivos actuales, a la estrella del rock británica le hacen mucho tilín sus Ferrari Enzo y Laferrari. Por cierto, no te pierdas el vídeo en el que aparece con ese bicho en el programa de Top Gear. Los hay con suerte. Ah, por cierto, ¡muchas felicidades, Nick!

Desde luego que si existe el paraíso para los quemaos de la gasolina es lo más parecido a esta especie de museo del automóvil de Mason.

 

 

 

 

Tags

  • Ferrari 250 GTO

Lecturas recomendadas