BMW promete una ‘sorpresa’ en el Salón de Frankfurt

Harald Krüger, CEO de BMW, no ha querido entrar en detalles, pero el anuncio ha dado pie a todo tipo de rumores que apuntan, sobre todo, a un híbrido o un eléctrico.

Imagen de perfil de Álex Morán

BMW sabe que dentro de un mes, durante el Salón del Automóvil de Frankfurt, juega en casa. Es por ello que es consciente de que tiene que jugar sus cartas y hacer algo grande para ser el centro de atención. Calentar el ambiente es igual de importante que el evento en sí, y el CEO de la compañía, Harald Krüger, ha empezado a generar expectación con sus últimas declaraciones, ya que ha afirmado que en el evento se desvelará “una sorpresa muy excitante”… y hasta ahí ha querido leer, dejando a todo el mundo con la miel en los labios.

VÍDEO: Control por gestos del BMW Serie 7

Ni un solo detalle, ni una pista sobre por dónde pueden ir los tiros: nada. Lo único que se puede elucubrar con más o menos seguridad es que se tratará de un modelo con un sistema de propulsión no convencional, posiblemente un híbrido o incluso un eléctrico puro. El motivo es que la declaración la hizo mientras se hablaba sobre la electro-movilidad y sobre los esfuerzos e impulso de la compañía en este ámbito.

Con esto en mente, se abre la ronda de posibilidades. La primera que se baraja es la presentación del BMW i8 Roadster de producción, aunque teniendo en cuenta que es un modelo que lleva un par de años fraguándose, no se podría clasificar de sorpresa como tal. La siguiente es que estemos ante el BMW Serie 3 100% eléctrico del que tanto se habló el pasado mes de junio, que tendría un alcance de hasta 400 kilómetros y que sería el rival con el que la marca alemana buscaría plantar cara al Tesla Model 3. Aunque son las dos opciones más plausibles tampoco se descarta que se trate de una variante más deportiva del i3 o incluso del X7, que supuestamente utilizaría pila de hidrógeno y estaría siendo desarrollado junto a Toyota.

Lecturas recomendadas