Caterham Seven Sprint: el coche que no llegó a lanzarse… aparece ahora

Bienvenido a los alegres años 60.

Ver galería

Alto secreto: el deportivo de Caterham que nunca existió.

Como si hubieran sido extraídos de una cápsula del tiempo, los detalles retro del Caterham Seven Sprint harán las delicias de los puristas. Hasta los colores que existen para su carrocería provienen de los que la compañía tenía en su catálogo en 1966/67. Mola, ¿no?

El Caterham Seven Sprint acaba de ser presentado en el Goodwood Revival, un escenario perfecto para un coche que tiene una rueda en la década de los 60, justo la época en la que fue planeado, si bien nunca llegó a la producción. Ahora, ha sido equipado con el motor Suzuki de 80 CV y tres cilindros que existe en el Seven 160, el escalón de entrada a la gama.

El propulsor es una de las poquísimas concesiones a la modernidad que hay en el Sprint: la suspensión sigue un esquema que recuerda al original de Colin Chapman, cuenta con alerones delanteros ensanchados y un silenciador del escape pulido (al igual que los tapacubos), tipo retro. Las ruedas son de color crema y sobre su carrocería pueden verse los logos Caterham Seven, también de estilo vintage. En el interior, un volante con el aro en madera y un salpicadero con efectos de este mismo material continúan con la impresión de haber viajado varias décadas atrás. Un cuadro de instrumentos clásico, con un tacómetro que muestra sectores en amarillo y en rojo, completa el conjunto. La tapicería y los revestimientos de las puertas se han cosido a mano y presentan un vibrante color rojo. Tanto el interior como el maletero están completamente enmoquetados.

Este Seven Sprint prepara el terreno para el 60 aniversario del modelo, que se celebrará el año que viene (la marca no da puntada sin hilo…). De hecho, sólo se han destinado 60 unidades a Reino Unido y el resto de Europa. Costará 27.995 libras (33.100 euros) y puede solicitarse desde ya.

 

Ver galería

Tags

  • caterham