Cazado un DeLorean DMC-12 intentando viajar en el tiempo

You´re gonna see some serious shit, Marty...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Cazado un DeLorean DMC-12 intentando viajar en el tiempo...

No todos los días llegan a nuestros oídos noticias tan curiosas como la de hoy: hace unos días fue cazado un DeLorean DMC-12 intentando viajar en el tiempo... o al menos intentándolo. 

No te pierdas: a subasta un DeLorean DMC-12 de Regreso al futuro

Ahora en serio: lo que en realidad ocurrió fue que la policía interceptó a un conductor británico -Nigel Mills, de 55 años- que circulaba con su precioso vehículo clásico por la autopista A12 a unos 140 km/h, en los alrededores de Essex. ¿El problema? Que la vía estaba limitada a 113 -70 millas por hora- y los guardias ingleses son bastante quisquillosos con el tema de la velocidad... aunque vayas en un DeLorean DMC-12 y puedas estar intentando recoger el testigo de Marty y Doc, los protagonistas de Regreso al futuro. 

¿No conoces el DeLorean DMC-12? Pues ya te vale: se trata de un deportivo equipado con un motor de 2,8 litros y 130 CV que iba asociado a una caja de cambios manual de cinco relaciones o una automática de tres y que, con un peso total de 1.230 kg, era capaz de ponerse a 100 km/h en 9,6 segundos. Vale, puede que no te impresionen sus cifras, pero sí debería hacerlo su figura, su historia... y su caché hollywoodiense. El día que tengas uno cerca e incluso puedas subir en él, entenderás por qué tiene una legión de fieles seguidores. Y lo mejor de todo es que el DeLorean DMC-12 podría volver...

No te pierdas: 7 coches que nacieron para ser estrellas de cine

El protagonista de nuestra noticia arguyó ante las autoridades que no estaba intentando viajar en el tiempo con su DeLorean DMC-12, y que simplemente relajó el pie sobre el acelerador un poco más de la cuenta porque era domingo por la mañana y la carretera estaba vacía -seguro que esta excusa la has oído alguna vez, ¿verdad?-. Afortunadamente para él, el suceso no tuvo mayores consecuencias al no presentarse la parte acusadora -los guardias que emitieron la denuncia- en los juzgados donde se iba a tratar el caso. Así que Mills, el conductor de la máquina del tiempo, pudo irse sano y salvo -sobre todo, su cartera- a casa. Igual que Marty cada vez que Beef intentaba darle alguna muestra de cariño. 

Tags

  • Delorean
  • DMC-12