Cinco coches de lujo de marcas que no son de lujo

Nos encantan los coches de lujo de marcas que jamás catalogarías como 'lujosas'.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Sí, amigos, en Europa tenemos algunos ejemplos de coches de lujo de marcas generalistas; es decir, vehículos que van más allá de la categoría premium y que llevan en su capó un logo que jamás asociarías a ese tipo de automóvil. Pero esto no es tan habitual en el mercado americano, quizá por eso ha llamado la atención de nuestros amigos de Carbuzz. Y, la verdad, nos parece curioso. Así que los tienes en esta lista. Si se te ocurre alguno más, dínoslo en los comentarios.

Volkswagen Phaeton

Coches de lujo: Chevrolet SS (II)

El Volkswagen Phaeton es el primero de los coches de lujo de una marca generalista que se nos viene a la cabeza y, además, quizá sea el mejor vehículo construido jamás por un fabricante ‘no lujoso’. Fue el proyecto soñado de Ferdinand Piech, anterior CEO de la compañía, justo antes de retirarse de la escena. Llevaba un motor 4.2 V8 de 340 CV o un 6.0 W12 con 425 CV, además de un 5.0 V10 diésel y algunas variantes V6. Su plataforma era tan buena que se sigue utilizando en el Bentley Continental GT.

Kia K900

Coches de lujo: Kia k900 (II)

Casi desconocido en el Viejo Continente, en los mercados a la venta está disponible con mecánicas 3.8 V6 de 315 CV y 5.0 V8 de 425 CV. Y pensarás: “Es un Kia”… cierto, pero podría rivalizar con un Clase S y cuesta la mitad.

Jeep Grand Cherokee Trackhawk

Coches de lujo: Jeep Grand Cherokee Trackhawk (II)

No está diseñado para ser un coche de lujo, pero el Jeep Grand Cherokee está considerado el SUV de los ricos. Y su precio es menor que el de los SUV de los ricos, como un Audi Q7 o un BMW X6. Además, su versión Trackhawk, con 716 CV, compite directamente con cualquier crossover M o AMG que se precie. De hecho, está basado en una antigua plataforma de Mercedes, por lo que sí tiene un pelín de ADN de lujo en sus genes.

Toyota Century

Coches de lujo: Toyota Century (II)

Fuera de Japón, es complicado que hayas oído hablar de él. Fue el buque insignia de la marca en el imperio del Sol Naciente y se vendió de 1967 a 2016. Su última versión llegó en 1997, con un propulsor 5.0 V12 (el único V12 que Toyota ha producido jamás y uno de los motores más suaves del mundo). Contaba con 280 CV, que llegaban a las ruedas mediante una transmisión automática de 4 marchas que luego se convirtió en una de seis.

Chevrolet SS

Coches de lujo: Volkswagen Phaeton (II)

Quizá digerir el Chevrolet SS como un coche de lujo sea complicado para los compradores habituales de este tipo de vehículos. Y tal vez lleve demasiado cromo en su interior. Pero su motor, con 420 CV, triunfa sobre casi cualquier automóvil ‘premium’ de su precio. Y eso cuenta.

Tags

  • Coches de lujo

Lecturas recomendadas