Los coches de los presidentes de EEUU

Todos los coches presidenciales en USA, más americanos que las hamburguesas.

Ver galería

Elecciones en USA, amiguitos, lo que significa la paralización del mundo entero. Cuando vuelva a girar, habrá un nuevo líder que tendrá que trasladarse de un sitio a otro. El coche del presidente de EEUU acaparará muchas miradas (para muestra, La Bestia, el coche de Obama, uno de los vehículos más conocidos); ha pasado siempre. Morbo, curiosidad, envidia… por eso hemos recogido en un listado todos los modelos que han utilizado los dirigentes del país más importante del planeta. ¿No reconoces sus nombres? Tranquilo, te facilitamos la tarea, ya que muchos de ellos están en la galería que ves sobre estas líneas. En la que, por cierto, vas a encontrar más sorpresas…

Así será el coche de Donald Trump.

Todos los coches del presidente de EEUU

William Mckinley – Stanley Steamer.

Theodore Roosevelt – Stanley Steamer/Brougham.

William H. Taft – Cadillac Model G.

Woodrow Wilson – Cadillac Type 57.

Warren G. Harding – Packard Twin-Six.

Calvin Coolidge – Lincoln Limousine/Cadillac One.

Hervert Hoover – Cadillac Limousine.

Franklin D. Roosevelt – Cadillac Convertible/Lincoln Sunshine Special (considerado el primer automóvil presidencial).

Harry S. Truman – Cadillac 62/Lincoln Continental/Lincoln Cosmopolitan.

Dwight D. Eisenhower – Lincoln Bubbletop/Cadillac Eldorado.

John F. Kennedy – Lincoln X-100.

Lyndon B. Jonhson - Lincoln X-100.

Richard Nixon - Lincoln X-100/Lincoln Continental.

Gerald Ford - Lincoln Continental.

Jimmy Carter - Lincoln Continental.

Ronald Reagan – Lincoln Continental/Cadillac Limousine.

George H.W. Bush – Lincoln Town Car.

Bill Clinton – Cadillac Fleetwood

George W. Bush – Cadillac DTS.

Barack Obama – Cadillac Presidential.

Los coches de los presidentes mundiales

Por si ya te has hartado de tanto modelo americano (el coche del presidente de EEUU tiene que ser así, es evidente), ahora vamos a echar un vistazo al resto del mundo. Lo más habitual es justo lo que estás imaginando: un Audi o un Mercedes de color negro… pero hay excepciones.

Este es el Audi A8 L Extended, la limusina que querrías tener.

Por ejemplo, en Japón también tiran del producto patrio: su jefe de Estado viaja en un Toyota Century, una berlina de dimensiones dantescas que lleva en el mercado desde 1967.

En China apuestan por la limusina Hongqi, aún más monstruosa con sus seis metros de longitud. Curiosamente, su motor viene del Century que acabamos de mencionar, aunque su potencia sube aquí de los 305 a los 400 CV.

¿Qué hay de los rusos? Tienen otra limusina, llamada Cortege, para trasladar a su máximo mandatario. Contrasta con el anterior presidente de Uruguay, José Mújica, que empleaba un Volkswagen Escarabajo clásico en sus desplazamientos.

Ver galería

Algo más cerca, en Reino Unido, encontramos el Jaguar XJ Sentinel que David Cameron, ex primer ministro británico, utilizaba para moverse. Dejaba el mayor lujo y la exclusividad de un Rolls Royce para la Reina, por lo que dicen en Carbuzz.

Y hablando de la nobleza… la colección de vehículos de la Casa Real española es espectacular. En ella contamos con el Rolls-Royce en el que se casó Felipe VI o el Maybach 57 S que Dieter Zetsche, presidente de Daimler, regaló a Juan Carlos I. Un obsequio digno de un rey, desde luego…

Fotos: fabricante, Wikimedia Commons

Tags

  • Garaje