Los coches de drift más locos que jamás hayas podido imaginar

Porque cualquier cosa puede derrapar... si sabes cómo hacerlo.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Vale, ya sabemos que cuando hablamos de un buen artefacto para derrapar todo el mundo piensa inevitablemente en algún BMW de la vieja escuela o en algún deportivo japonés pintado con unos colores tan estridentes que podrían curar a alguien daltónico en segundos. Pero no existe ningún cacharro sobre la Tierra que no pueda derrapar... si su conductor tiene claro lo que tiene que hacer. Aquí tienes los coches de drift más locos que jamás hayas podido imaginar. Y todos molan bastante. 

El modo Drift del Ford Focus RS fue descubierto por accidente

¿Conoces a James Deane? Se trata de un piloto irlandés que ha ganado en campeonato Drift European Allstars entre los años 2011 y 2014. A la hora de elegir sus coches -aquí tienes los mejores que puedes comprar para hacer derrapes- siempre ha tenido un buen ojo... entrenado para ver las cualidades de una montura yendo más allá de su apariencia exterior. ¿No nos crees? Échale un vistazo a la galería que encabeza este artículo y sal de dudas. 

Aunque no sean tan refinados como estos cacharros muy gordos drifteando, no puedes negar que los coches de drift más locos del bueno de Deane no son lo suficientemente espectaculares como para atraer hacia sí todas las miradas... sin estar ni arrancados. ¿No eres capaz de poner tu automóvil de lado ni sobre una pista de hielo? Pues deja de echarle la culpa a él. Quizá el hecho de que no puedas imitar las gymkhanas de Ken Block tenga una explicación más sencilla. Y cruel para ti. Lo sentimos. 

Lecturas recomendadas