Empieza a portarte bien: esta maqueta del Bugatti Chiron lo petará en Navidad

Queridos Reyes Magos...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Cinco juguetitos aún más exclusivos que un Bugatti

Si necesitas un motivo para tener un comportamiento intachable en lo que queda de año, aquí lo tienes: esta espectacular maqueta del Bugatti Chiron estará disponible para Navidad y se convertirá en el regalo perfecto para todos aquellos amantes del motor... que hayan sido lo suficientemente buenos. Papá Noel y los Reyes Magos lo ven todo. Así que mucho ojo. 

Más ideas para Navidad: 9 coches de LEGO que deberías tener en casa

Vale, no acelera de 0 a 100 en 2,5 segundos ni alcanza una velocidad punta de 420 km/h, pero tampoco cuesta más de dos millones de euros ni te exigirá dejar tu cuenta bancaria tiritando cada vez que te toque cambiarle los neumáticos, realizar un mantenimiento... o repostar. Se trata de la reproducción a escala 1/18 del Chiron, una auténtica maravilla de la ingeniería que puedes tener en tu casa gracias a MR Collection. 

Como puedes comprobar en las imágenes, la atención que se ha puesto a todos y cada uno de los detalles de esta maqueta del Bugatti Chiron ha sido máxima, siendo la reproducción más fiel que se puede encontrar ahora mismo en el mercado. Bueno, ahora mismo, no. Llegará a lo largo del último trimestre del año a las tiendas, justo a tiempo para que lo incluyas en tu Carta a los Reyes Magos. A ver si cuela

Un Ford GT de Le Mans construido con 40.000 piezas de LEGO

¿Te has fijado en lo bien que está rematado todo? Si es que hasta la peana que lo soporta es bonita... Nos toca esperar un poco para poder tenerlo en nuestras manos, pero seguro que la maqueta del Bugatti Chiron de MR Collection inundará las estanterías de muchos aficionados al motor. ¡Ah! Y estará disponible con prácticamente toda la gama de colores del modelo real. Por aquello de que no tengas el mismo que tu cuñado, por ejemplo. 

Queridos Reyes Magos, este año he sido muy bueno. Bueno, a ver, mal no me he portado. Quiero decir que... bah. Carbón, como siempre. 

Lecturas recomendadas