Este Nissan Skyline R33 tiene más caballos que un Aventador y cuesta mucho menos

Un 6% de su precio, para ser exactos.

¿Recuerdas el Nissan Skyline R33? Las versiones de altas prestaciones basadas en esta generación y en la R34 fueron las más apreciadas por los petrolheads empedernidos, satisfacían sus necesidades de ir deprisa. Por aquel entonces, el asombroso R35 GT-R no era nada más que una mera idea, como cuentan nuestros amigos de carscoops.com.

La guía de concepts de Top Gear: el Nissan Skyline GT-R de 2001.

Con unas 215.000 unidades (aproximadamente) vendidas entre 1993 y 1998, el Skyline R33 se ofrecía con dos tipos de carrocería, coupé y sedán. Asimismo, tenía a su disposición -y a la de sus propietarios- una amplia gama de motores de gasolina, incluido uno de 250 CV, encajados en la mecánica de 2,5 litros turbo con seis cilindros en línea que se metía bajo el capó del GTS-T.

Después de comprar este coche en 1993, el último de los tres propietarios que ha inscrito su nombre en el lugar correspondiente de los papeles llevó su adorado (suponemos) Nissan Skyline a un nivel completamente diferente. Se gastó más de 50.000 euros –eso es lo que confiesa- en piezas y elevó las cifras de la mecánica a unos acojonantes alucinantes 808 CV y 900 Nm (estás leyendo bien, no hay erratas). En principio, la veracidad de estos datos está respaldada por la ficha técnica de un banco de potencia. Si estos números son reales, estamos hablando de un R33 con más potencia que el mismísimo Lamborghini Aventador, con sus meros 700 CV.

La lista de mejoras y optimizaciones es increíblemente larga; puedes verla en el anuncio puesto en mobile. Porque, amigos, aquí viene la gran noticia: este superdeportivo se vende. Por este Nissan Skyline GTS-T con 23 años de edad (y que, aparentemente, está en buenas condiciones: juzga tú mismo echando un vistazo a las fotos de la galería), su propietario pide 23.750 euros. Eso es el 6% del precio del Aventador. Sabemos el daño que hacen en las mentes impresionables sagas como Fast and Furious. Pero sigue siendo apetecible, ¿no?

 

 

Tags

  • Garaje
  • Nissan Skyline