Este vídeo te enseña por qué el Autopilot de Tesla no es perfecto

Después de ver esto, quizá la conducción autónoma sea algo para pensarse dos veces...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

En octubre del año pasado, nos recuerdan desde Carscoops, la compañía de Elon Musk anunció que todos sus nuevos modelos empezarían a montar el hardware necesario para ofrecer una conducción autónoma completa. Debido a la configuración radicalmente distinta que requiere el sistema Autopilot 2.0 de Tesla (comparado con el dispositivo original), el fabricante de Silicon Valley aseguró que las funciones de dicha conducción autónoma serían dadas a los clientes poco a poco, mediante pruebas de circulación en el tráfico real.

Salva su vida gracias al Autopilot de Tesla.

Pues bien, en marzo de 2017, estos coches con el Autopilot de Tesla ya cuentan con una dirección que se mueve por sí misma y distintos controles y alertas para el tráfico. Pero, como muestra el vídeo que tienes sobre estas líneas, todavía hay que resolver algunos, ejem, problemillas…

Las imágenes han sido subidas por el propietario de un Model S 75 y enseñan cómo el dispositivo encuentra serias dificultades para permanecer en su carril tanto en vías relativamente rectas como en curvas cerradas.

Una de las mayores controversias sobre el Autopilot de Tesla siempre se ha centrado en los test que lleva a cabo la marca, ya que emplea a los usuarios de sus coches para probar y validar los sistemas de conducción autónoma. Pero aquí hay una muestra de los riesgos potenciales que eso conlleva…

Lecturas recomendadas