Ford Mustang ‘Vicious’: 1.000 CV desbocados en el SEMA 2016

Uno de los coches más espectaculares de este SEMA Show de Las Vegas 2016 es sin duda el Ford Mustang ‘Vicious’ de 1.000 CV del preparador Timeless Kustoms.

Ver galería

El Ford Mustang ‘Vicious’ que acaba de ser presentado en el SEMA Show de Las Vegas 2016 es una de las preparaciones más espectaculares del Mustang que se han visto en los último tiempos.

Tiene muchas similitudes con el Ford Mustang Hoonicorn V2 de Ken Block. Lo que originalmente era un Ford Mustang de 1965, el preparador Timeless Kustoms ha sido capaz de transformarlo en el Ford Mustang ‘Vicious’ que ves en las imágenes de arriba.

Evolución de la estética ‘restomod’, esta nueva corriente radicaliza la preparación con numerosos detalles y elementos creados ex profeso para cada obra, en lugar de emplear piezas procedentes de los habituales catálogos OEM y aftermarket.

El Ford Mustang 2018 podría montar un cambio automático de 10 marchas

El Ford Mustang ‘Vicious’ poco tiene que ver con las transformaciones a las que estamos acostumbrados. Mientras el exterior dispone de una imagen muy minimalista, obtenida a base de respetar las líneas originales de su carrocería, a las que se añaden multitud de elementos aerodinámicos y rasgos propios del mundo de la competición, en el interior hallamos una composición deliberadamente artística, completamente en rojo, que de manera muy cruda y desnuda simplifica los elementos al máximo, combinando piezas de alta tecnología y rendimiento con los elementos originales.

Multitud de piezas han sido sustituidas por otras de nueva factura, como las propias bisagras del capó, ahora con un aspecto muy técnico y moderno, o la columna de dirección, más propia de un modelo de competición.

El apartado técnico es muy completo, con el corte del techo original, el añadido de un chasis nuevo y elementos de suspensión Corvette, así como discos de freno carbono-cerámicos. La mecánica es otra obra de orfebrería, con la implantación de un V8 small block de 5,1 litros, procedente del catálogo Ford Performance, que gracias a un intenso trabajo de sobrealimentación incluye un supercargador en combinación con dos turbocompresores, que le hacen alcanzar la espectacular cifra de 1.000 CV.

Seguro que acaba en manos de un coleccionista con una cuenta corriente con muchos ceros.

Ver galería

Tags

  • ford
  • Ford Mustang
  • preparaciones de coches
  • SEMA Show