Justicia poética: no te metas con un Ford Explorer

No te cambies de carril así.

Todo conductor estadounidense sabe que hay ciertos grupos ópticos cuya forma debe guardar en su memoria, con el fin de reconocerlos inmediatamente si los ve en el espejo retrovisor. Son los de un Crown Victoria, un Dodge Charger y también los de un Ford Explorer, como nos enseñan en Jalopnik.

Supongamos que eres el automovilista ideal, cortés y respetuoso todo el tiempo. Así que no tienes nada de lo que preocuparte. Pero el resto de los capullos conductores que comparte las vías contigo quizá no sea así. Por eso, a lo mejor son ellos los que deben aprender a pensárselo dos veces antes de interferir en el camino de un Ford aparentemente inofensivo. Es un SUV familiar, poco más, ¿no?

Ahora, echa un vistazo al vídeo que tienes sobre estas líneas. Sí, amigos, es el karma actuando. Justicia poética.

Lecturas recomendadas