Mentiras y verdades del coche eléctrico: un bofetón de realidad

Para que dejes calladito al enterado de turno...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Es muy posible que si vives en una gran ciudad la noticia de que en Madrid no podrán circular los coches antiguos en 2025 te haya preocupado bastante... y tienes motivos para ello. Por si realmente estás valorando la compra de un automóvil más limpio hemos recopilado para ti unas cuantas mentiras y verdades del coche eléctrico que te harán verlo con otros ojos. O no. Pero, al menos, con una perspectiva más realista. 

¿Leíste nuestro artículo de los mitos del automóvil que son falsos? Aunque pueda parecer mentira, en pleno siglo XXI y con Internet al alcance de todos todavía hay quien se resiste a cambiar su forma de pensar sobre algunos temas... a pesar de que las evidencias de su equivocación sean insultantemente evidentes. Y los coches eléctricos -aquí los mejores para 2017- no son una excepción: como toda tecnología innovadora, su llegada siempre está acompañada de avalanchas de opiniones reticentes al cambio. Como cuando en Stuttgart decidieron lanzar el primer 911 refrigerado por agua -uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros, por cierto-. 

Los mejores consejos para comprar coche nuevo... que te daría tu cuñado

Hagamos una apuesta: ve al bar más cercano -en España existe una ley tácita que obliga a todos los ciudadanos a vivir a menos de dos manzanas de uno- y coméntale al camarero en voz alta que piensas comprar un vehículo de estas características. Y empieza a contar. En menos de cinco segundos tendrás a unos cuantos parroquianos haciendo uso de sus mejores argumentos para defender las mentiras y verdades del coche eléctrico... en sentidos contradictoriamente opuestos. Y a gritos, como debe ser. 

Toma papel y bolígrafo -qué analógico, ¿no?- y empieza a anotar las mentiras y verdades del coche eléctrico... que dejarán a tu cuñado calladito cuando habléis del tema. En realidad, no. Un cuñado no sabe mantener la boca cerrada... y cuando están fuera de sí son realmente peligrosos. Cuidado ahí fuera.

Lecturas recomendadas